Jorge Mendes
El agente de futbolistas Jorge Mendes a su llegada al Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) para declarar en el marco de la investigación por el presunto fraude fiscal cometido por el futbolista Radamel Falcao. EFE

El Wolverhampton Wanderers es el primer gran triunfador de la temporada en el fútbol inglés, después de certificar su ascenso a la Premier League con una suficiencia pasmosa. La segunda división inglesa suele caracterizarse por su tremenda igualdad, pero el equipo entrenado por el exentrenador del Valencia Nuno Espírito Santo ha arrasado, certificando su ascenso a falta de cuatro jornadas para la conclusión del campeonato.

Ha sido un éxito que ha traído polémica, y de hecho el diario Telegraph señaló hace algunos días la preocupación que existe entre varios clubes de la Premier League, como consecuencia del estrecho lazo que existe entre Jorge Mendes y los dueños de Fosun International, un conglomerado chino que compró el club en julio de 2016, por considerar que los lobos tienen una posición privilegiada en el mercado de fichajes, gracias a la influencia que el agente —Cristiano Ronaldo o Jose Mourinho, entre otros, son sus clientes— puede ejercer.

Las críticas, por supuesto, también llegaron desde la segunda categoría, y de hecho en la propia información, Telegraph asegura que Leeds United, Aston Villa y Derby County han llegado incluso a ponerse en contacto con la Federación Inglesa para que estudiase una situación que han considerado a todas luces injusta.

Una plantilla con el sello Mendes

Rubén Neves, cliente de Mendes y uno de los jugadores más destacados de la temporada en la segunda inglesa y que iba para jugador importante en el Oporto, firmó sorprendentemente por el Wolverhampton el pasado verano a cambio de 18 millones de euros. Mismo caso que Ivan Cavaleiro, que llegó cambio de casi 10, o la cesión de Diogo Jota, procedente del Atlético de Madrid, todos jugadores, indiscutiblemente, de un escalón superior.

Aunque no ha sido confirmado de forma oficial, varios medios ingleses aseguran que "casi la mitad" de los 25 jugadores que han compuesto la plantilla del equipo han llegado de la mano de Gestifute, la empresa de representación de Jorge Mendes, y lo que han ido alegando sus rivales es que ningún elemento externo de un club puede influir en materia de traspasos, como parece evidente que ha ocurrido en este caso.