Vinokourov se despide del Tour por la puerta de atrás

  • Ha dado positivo por transfusión.
  • Tristeza y sorpresa en el pelotón.
  • Era uno de los grandes favoritos.
El kazako Vinokourov sonríe tras imponerse en la crono de Albi del Tour de Francia 2007. (REUTERS)
El kazako Vinokourov sonríe tras imponerse en la crono de Albi del Tour de Francia 2007. (REUTERS)
REUTERS

El positivo de Alexandre Vinokourov en el Tour de Francia por transfusión ha destrozado las ilusiones que muchos habían depositado en el kazajo del Astana, cuyo equipo deja la ronda gala junto a su baluarte. No tenía ya opciones tras quedarse atascado el domingo, pero había luchado por todo.

Su demostración de fuerza en la crono del sábado, que le hizo resurgir al quedarse a unos minutos del líder, queda totalmente manchada por los análisis. No era su sangre. El ganador de la pasada Vuelta a España estaba en todas las quinielas para vencer en el Tour.

El año pasado ya se perdió la ronda gala tras quedar excluido el Liberty Seguros al estar varios de sus componentes involucrados en la denomina Operación Puerto, la trama de dopaje descubierta en España. Él estaba limpio, nada había demostrado que estuviera implicado en el dopaje pese a las acusaciones del responsable de la UCI, y ha sido una sorpresa para muchos directores.

Dan ganas de que se pare todo, no me lo puedo creer, el Tour no se merece esto, el ciclismo no se merece palos como este

Pipe Gómez, presidente de la Asociación de Ciclistas Profesionales, veía así este positivo que representa otro duro golpe al ciclismo: "La noticia es tan desalentadora que dan ganas de que se pare todo. Sin piensas en frío hay gente que no tiene culpa de nada", señaló.

Miguel Madariaga, director del Euskaltel, se mostraba incrédulo como otros muchos: "No me lo puedo creer, otra vez con lo mismo. No tenemos muchos detalles y hay que esperar para saber qué ha sucedido, pero es algo que no puedo creer", señaló.

Tristeza es la palabra que define el sentir del pelotón. David Millar (Saunier Duval) así lo reconocía: "Estoy triste, es uno de mis corredores preferidos. No se puede hacer eso al ciclismo, no se puede hacer eso a los corredores limpios, tampoco se merece eso al Tour", apuntaba alguien que en su momento dos años de sanción por dopaje.

El ciclista del equipo español acabó entre sollozos la sala de prensa del Tour, instalada en Pau durante la jornada de descanso. Junto a él estaba su director, Josean Fernández Matxín, quien comentó que "el ciclismo no se merece palos como este, y menos tratándose de un corredor de este nivel".

"Volvemos a la polémica y a la tensión, que a su vez produce situaciones difíciles", comenta Matxín.

Un precedente de hace años

Fue el estadounidense Whitney Richards, de 31 años, que corrió con un equipo del Estado de Colorado donde coincidió con Rasmussen, y donde había trabado amistad con Michael, quien destapó una velada acusación.

Según Richards, Vinokourov le había pedido en marzo de 2002 que le llevara una caja de zapatos de bicicleta que supuestamente había olvidado en Estados Unidos, pero en la que había también unas bolsas de un sustituto de sangre.

Un ciclista de la gran elite

El kazajo, a sus 33 años, ha pasado por muchos equipos desde que empezara de profesional en 1998: Casino, Telekom, T-Mobile, Liberty y Astana. Ha sumado 47 victorias en el calendario internacional y cuatro de ellas en la presente temporada.

Venció en la Vuelta a España y en 2005 había conquistado dos etapas del Tour, una carrera donde acudía por sexta vez. Estuvo en el podio de París en 2003, tercero. Las dos etapas del Tour de este año probablemente desaparezcan de su palmarés. Aún no se ha dado a conocer el control antidopaje del lunes, donde ganó su última etapa en la ronda gala y quizá la última.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento