La catalana Marta Vilajosana, decimonovena en la crono de los Juegos de Pekín, cumplió lo mejor que pudo con el trámite de ocupar la plaza dejada vacante por Maribel Moreno, excluida por el Comité Organizador (BOCOG) el pasado 31 de julio por dar positivo por EPO.

Con tan sólo un par de entrenamientos sobre el circuito, 23,5 km y con rampas de hasta el 10%, que serpentea junto a la Gran Muralla china, Vilajosana (33 años) era un torrente de sudor tras entrar en la meta.

No tenía ni mi bici, ni mi material. No la he preparado nada de nada

Acababa sus primeros Juegos dando explicaciones, excusándose por su tiempo, a 3.03 de la campeona olímpica, Kristin Armstrong, que salió justo después de ella y le dobló apenas pasado el punto intermedio de cronometraje, en el km 10,8. "Yo no tenía que correr. Lo único que he hecho es cubrir la plaza de Maribel. No tenía ni mi bici, ni mi material. No la he preparado nada de nada", apuntó.

"Aquí hay muchas especialistas, era una crono más para Maribel", justificó la ciclista del C-Max Dila, para quien los Juegos de Pekín ha traído una sinfín de contrastes. Positivos, como su debut y la medalla de oro de Samuel Sánchez, y negativos, como el caso positivo de Moreno: "Me llevo algunas sensaciones buenas y otras malas. Cualquier deportista quiere estar en los Juegos, pero el positivo de Maribel ... Ha sido malo por la imagen del ciclismo y del equipo español", manifestó.

Respecto al positivo de su compañera, Vilajosana considera una "irresponsabilidad" de la catalana: "No sé por qué pasó. Quizá es que aquí los controles son más estrictos", indicó.