VIrgil van Dijk le propina una dura patada a Mertens.
VIrgil van Dijk le propina una dura patada a Mertens. EFE

Las redes se están cebando con Virgil van Dijk, después de que el defensa central del Liverpool le hiciera una terrorífica entrada a Dries Mertens, por la que probablemente debió de ser expulsado, aunque el colegiado decidió únicamente mostrarle la cartulina amarilla.

Con la lesión de Salah en la final de la Champions League en la retina, por la que Sergio Ramos fue duramente criticado a pesar de tratarse de una acción mucho menos dura, el defensa del equipo inglés ha recibido duras críticas, como ya les ocurriera a otros en el pasado.

Sin ir más lejos, un compatriota suyo protagonizó una de las entradas más duras jamás recordadas, cuando Nigel de Jong le propinó una tremenda patada en el pecho a Xabi Alonso en la final del Mundial 2010, por la que sólo vio la cartulina amarilla.

En el fútbol español ha habido varios episodios delicados. En el año 74, Amancio recibió una salvaje entrada de Fernández, que le hizo un tremendo corte en la pierna. No obstante, la más recordada fue la tremenda patada de Goicoetxea a Maradona, que fracturó tobillo del astro argentino, aunque el pisotón de Simeone a Julen Guerrero no se quedó atrás.

Más recientemente, Míchel Salgado le propinó una durísima patada a Juninho Pernambucano, fracturándole el tobillo, aunque quizás la más salvaje de todos los tiempos fue la de Roy Keane a Alf Inge Haaland, realizada a propósito según confesó el irlandés, y que retiró del fútbol al noruego.