Mike Tyson reconoce que iba drogado el día que le arrancó la oreja a Evander Holyfield

  • Asegura en una entrevista a 'The Guardian' que había tomado drogas.
  • La agresión ocurrió en el transcurso de un combate en 1997.
  • Tyson, una vez considerado el hombre más "malo" del mundo se ve a si mismo "como un cerdo".
El exboxeador estadounidense Mike Tyson, en una foto de archivo.
El exboxeador estadounidense Mike Tyson, en una foto de archivo.

Trece años después de que Mike Tyson le arrancase de un bocado la oreja a Evander Holyfield sobre un ring, Tyson acaba de confesar al diario The Guardian que estaba drogado.

"Tío, yo no pensaba en el boxeo cuando le mordí. No me importaba el boxeo. No estuvo bien aquello, estuvo mal, fue una locura. Pero es que yo entonces ya no pensaba en el boxeo", dice Tyson al periodista, que le pregunta "Y ¿en qué pensabas?. Tyson le contesta: "Yo iba jodidamente drogado, pensaba que era Dios, estaba acabado".

Mike Tyson se presta en este reportaje a repasar todos los capítulos de su vida, la rocambolesca vida del hombre una vez considerado el más "malo" del mundo. El campeón mundial de boxeo no elude sus adicciones, ni sus bancarrotas. Dice que se ve a si mismo "como un cerdo" y que no se plantea volver al ring.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento