Nadal
El tenista español Rafael Nadal celebra un punto durante su partido ante el italiano Potito Starace (Efe). EFE

Si Nadal se mete hoy en la final, superará al suizo Roger Federer en la 'Carrera de Campeones' -clasificación que mide los resultados de 2007- un nuevo reto para seguir ganando a falta de rivales que realmente le hagan sombra sobre la tierra batida.

Victoria número 70 en los cuartos del Godó

Rafael Nadal, número dos del mundo, sudó para alcanzar la 70ª victoria consecutiva en tierra por culpa del italiano Potito Starace, quien puso al español en más aprietos de los previstos (6-2 y 7-5) en los cuartos de final del Godó. Ahora, al español le espera un duelo fratricida ante David Ferrer.

Starace, 25 años y número 65 del ránking mundial, llegaba a su cita con Nadal repleto de confianza después de haber dejado por el camino al estadounidense Sam Querry, su compatriota Simone Bolelli y al argentino Juan Ignacio Chela, octavo cabeza de serie del torneo.

El italiano incluso llegó a romper el saque del español cuando éste ya sacaba con 5-4

Ante todos ellos mantuvo un buen nivel de juego, el mismo exhibido en sus dos últimos torneos: Napoles, donde logró el título, y Valencia, donde perdió la final ante el español Nicolás Almagro.

En la pista central del Real Club de Tenis Barcelona Potito no defraudó, e incluso superó las expectativas de todos aquellos que no lo habían visto jugar y que sólo lo conocían por su peculiar nombre de pila.

Perdió el primer set en 35 minutos por 6-2, pero ofreciendo buenas sensaciones. No se amilanó ante Nadal -pecado mortal que cometieron los dos anteriores rivales del manacorense, Kristof Vliegen y Thomas Johansson, que salieron derrotados antes de jugar- y rindió al límite de sus posibilidades, pero aún así no bastó.

Con un servicio correcto y un golpe paralelo de derecha más que efectivo, Starace hizo algunos puntos meritorios, subió con criterio a la red, arriesgó cuando fue necesario y tuvo cuatro bolas de 'break', algo de lo que, hasta ahora, no había gozado ningún rival de Nadal, intratable con su servicio.

El italiano incluso llegó a romper el saque del español cuando éste ya sacaba con 5-4 para ganar el partido, pero volvió a perder el suyo en el siguiente juego.

Pese a todo, Potito prolongó el choque hasta el 7-5, mantuvo a Nadal una hora y 42 minutos en la pista y se fue del torneo consciente de que ha sido el único jugador que, hasta ahora, ha incomodado al número dos mundial en su carrera por ganar su tercer Godó consecutivo.

Nadal: "He sufrido mucho en el segundo set"

Rafa Nadal comentó sus impresiones tras el partido: "La verdad es que no me he encontrado bien, sobre todo en el segundo set, donde he tenido varios puntos de rotura en contra, no podía tirar largo para dominar el punto, he corrido demasiado y no he encontrado mi estabilidad en pista", admitió.

Será un partido difícil porque, para mí, David Ferrer es uno de los ocho mejores jugadores del mundo en tierra



Nadal, que hasta hoy había ganado a sus rivales en este Godó casi sin sudar la camiseta, destacó que Starace ha sido el jugador más incómodo con el que ha tenido que enfrentarse en el torneo barcelonés.

"Es el que me ha plantado más cara", señaló el manacorense, quien recordó que en cada torneo hay "un partido en el que no te sientes demasiado cómodo" y prefiere quedarse con lo positivo.

"He luchado para superar los momentos difíciles, en un momento crítico he hecho el mejor tenis del día (cuando Starace ha igualado la manga a cinco) y sigo sin haber perdido un set", resumió Nadal, quien insistió en que, tenísticamente, se encuentra en el mejor momento de su carrera.

El primera cabeza de serie del torneo también valoró a su rival del sábado, el alicantino David Ferrer. "Nos conocemos bien y será un partido difícil porque, para mí, David es uno de los ocho mejores jugadores del mundo en tierra", comentó sobre su adversario.