El Tenerife asciende a 2ª
Jugadores del Tenerife celebran su ascenso a Segunda División. EFE

El Tenerife ha cerrado en L'Hospitalet su billete de vuelta al fútbol profesional, un viaje imprescindible para la viabilidad económica de la entidad tras un periplo de dos temporadas en Segunda División B en el que el objetivo inequívoco era lograr el ascenso, y una multitud de aficionados se han echado a la calle para celebrarlo.

El conjunto de Álvaro Cervera cayó en Hospitalet por 1-0, pero hizo valer el resultado de ida de 3-1. En Tenerife, los bares estaban llenos, el Ayuntamiento de la capital tinerfeña colocó pantallas gigantes en algunas plazas de la capital y tras el pitido final las calles fueron una fiesta.

Aunque ha disputado trece temporadas en Primera División, distribuidas en cuatro etapas, el equipo isleño volverá el próximo curso a competir en su hábitat más natural, ya que de las 60 temporadas que el CD Tenerife ha estado en categoría nacional, 36 participaciones han sido en la categoría de plata.

Cuatro cambios en cinco años

La inestabilidad deportiva ha marcado el último lustro de la entidad que preside Miguel Concepción, con cuatro cambios de categoría —dos ascensos y dos descensos— en cinco temporadas.

Esta circunstancia ha provocado que la afición del CD Tenerife celebre el ascenso a Segunda División menos de cuatro años después de haber logrado subir a la máxima categoría.

Con Álvaro Cervera de entrenador, el CD Tenerife logró acabar la Liga primer clasificado y, por lo tanto, poder optar al ascenso por el camino corto, en una temporada de incertidumbres económicas en la que el club llegó a estar en una situación preconcursal.