Sue Aguayo
Sue Aguayo, durante un reportaje en la televisión mexicana. (ESPN)

Se llama Sue Aguayo, es ciego y competirá este fin de semana como si no lo fuera en el Abierto Internacional de Argentina de Taewkwondo. No es ninguna broma, este mexicano de 29 años realizará combates ante adversarios de visión normal. Sus rivales llevarán cascabeles en un collar.

AguayoEs la primera vez que algo así en este deporte en una competición internacional.

Es un hecho histórico que Aguayo, ciego desde los 15 años, pueda luchar con taekwondistas de primer nivel. Y más que quiera estar entre los tres primeros de su categría (hasta 67 kilos). Es cinturón negro (primer dan) desde diciembre de 2006 y da clases a niños.

"No quiero que me regalen nada, si mis rivales piensan que por estar ciego no sé patear, están equivocados", sostuvo el mexicano, quien además ha sufrido en el 70% de su cuerpo quemaduras por un accidente, parte de ellas se pueden ver claramente en su rostro y en sus manos.

"Si me noquean, asumo los riesgos del taekwondo. Un taikwondoín no pega por pegar porque eso cansa mucho. Siempre dejo que ellos peguen primero".

AguayoEl oído, su aliado

"A mi contrincante se le pone un collar con cascabeles y voy escuchando porque he trabajado mucho en el sentido de la orientación, además mi careta tiene un espacio mayor en las orejas para tener más audición", comentó.

Ya sobre el tatami, el mexicano oye a su entrenador, quien le indica con palabras claves hacia adonde está el rival. A sus rivales siempre se les pide que "se muevan porque si se quedan quieto, entonces si me dejan ciego definitivamente", manifestó Aguayo, quien trabaja como músico.

Es ciego total

Este atleta perdió la visión de su ojo izquierdo a los cinco años por estrabismo y un desprendimiento de retina le representó la ceguera total a los 15 años, aunque todavía hoy utiliza anteojos "para cuidar la imagen".

Antes de perder la vista, la familia de Aguayo tuvo un accidente en su vehículo que dejó al deportista y a su madre con cicatrices de quemaduras en el 70% de su cuerpo y con la mano derecha seriamente lastimada.

Si quieres saber más sobre este deportista puedes ver un vídeo-reportaje con entrevistas a Aguayo de la cadena ESPN en la esta página.

En atletismo ya sucedió algo parecido

El caso del atleta Oscar Pistorius, sin piernas y con dos prótesis de fibra de carbono, fue uno de los casos que llamaron la atención. Participó en julio durante los 400 metros lisos de la Golden Gala de Roma.

Estuvo a punto de vencer, empezó mal pero tras una remontada quedó segundo con un crono de 46.90.