Los Steelers se llevaron una Super Bowl muy patriota que se olvidó de la crisis

  • Los de Pittsburgh vencieron a los Cardinals de Arizona (27-23).
  • La gran fiesta del fútbol americano tuvo más ingresos por publicidad que nunca y se sucedieron los mensajes patrióticos.
  • Bruce Springsteen fue la gran figura sobre el escenario...
  • Y Holmes, la gran estrella del partido.
La actuación de Bruce Springsteen, un momento del partido, y el general Petraeus, jefe de las tropas en Irak (EFE)
La actuación de Bruce Springsteen, un momento del partido, y el general Petraeus, jefe de las tropas en Irak (EFE)
EFE

El mariscal de campo Ben Roethlisberger envió un pase de seis yardas de anotación al receptor profundo Santonio Holmes cuando restaban 42 segundos para el final, y dio a los Steelers (acereros) de Pittsburgh su sexto título de Super Bowl, al vencer 27-23 a los Cardinals de Arizona.

Con su título, los Steelers se convirtieron en el primer equipo en la historia de la NFL (la liga profesional de fútbol americano) en sumar seis campeonatos de Super Bowl, para ingresar en el libro de los récords de la liga.

Los Steelers, con su sexto campeonato, evitaron que los Cardenales se apoderaran de lo que habría sido su primer título en 61 años de historia en la NFL.

La defensa de los Acereros de Pittsburgh hizo un gran trabajo, pero al final, quien le dio el sexto título de campeones del Super Bowl al ganar por 27-23 a los Cardenales de Arizona fue el receptor profundo Santonio Holmes, que ganó el premio de Jugador Más Valioso (MVP) del la 43 edición.

Para Holmes, que como niño en el área rural de Florida, de donde es natural, llegó a ser vendedor de drogas, se convirtió en el gran héroe del Super Bowl con una captura de balón perfecta porque esta vez sí estuvo en el lugar correcto y el momento justo.

Su captura de seis yardas cuando faltaban 42 segundos para concluir el partido permitió a los Acereros remontar una desventaja de 20-23 para asegurar la victoria, la sexta de todos los tiempos, la mejor marca en la historia de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

La gran fiesta de la 43 edición del Super Bowl se olvidó de la crisis económica, con más ingresos por publicidad que nunca y también con más dosis de patriotismo, que se recuerde, expresado por los protagonistas que actuaron en los preámbulos del partido que se disputó en el Raymond James Stadium de Tampa, Florida (EE UU).

Para empezar, estuvo presente toda la tripulación del vuelo 1549 de US Airways, encabezada por el comandante Chesley "Sully" Sullenberger III, que el pasado mes hizo un amerizaje de emergencia en el río Hudson, en Nueva York, salvando a los 150 pasajeros que iban a bordo.

La cantante Faith Hill interpretó después, acompañada de un coro de gospel, su versión del tema Waiting All Day for Sunday Night. Jennifer Hudson, ganadora de un Oscar y Grammy, fue la encargada de cantar el himno Nacional, que generó doble motivación después que la artista el año pasado sufriese la perdida de su madre y hermano, que fueron asesinados por un cuñado.

Un escuadrón de seis aviones de combate sobrevoló el cielo del Raymond Stadium de Tampa, ante la gran ovación y delirio de los aficionados, antes de la salida del general David Petraeus, comandante jefe de todas las tropas y operaciones en Irak. Petraeus, con su uniforme de general, fue el encargado de lanzar la moneda al aire para dar paso al partido.

Llegó el 'jefe'

En el descanso, Bruce Springsteen, que no entiende mucho de fútbol americano, pero sí es un maestro de la música de los viejos tiempos, fue la figura en el espectáculo con una actuación espectacular.

Springsteen subió al escenario vestido de con su tradicional camisa y pantalón negro, para presentar cuatro canciones, una de ellas, la última, la que da título a su más reciente álbum: Working on a Dream (construyendo un sueño), con la que apoyó el nuevo presidente estadounidense Barack Obama.

La cadena de televisión NBC, que transmitió el evento en vivo a una audiencia de 1.000 millones de espectadores en 220 países, en 35 idiomas, informó de que había vendido los 69 segmentos disponibles para publicidad comercial con ganancias récord de 206 millones de dólares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento