Dani Sordo
Dani Sordo con su Citroën en Grecia. (Efe)

El finlandés Marcus Gronholm (Ford) sigue líder en el rally Acrópolis, octava cita del mundial, tras cuatro tramos de la segunda etapa, con una ventaja de quince segundos con el noruego Petter Solberg (Subaru) y veinte con el francés Sebastien Loeb (Citroen) mientras el español Dani Sordo se vio obligado al abandono.

Gronholm marcó el mejor tiempo en el primer tramo disputado hoy, el largo Agil Theodori de casi cuarenta y nueve kilómetros, que sirvió para poner las distancias entre los primeros que no hizo la primera etapa. Al comienzo de la segunda jornada, entre los seis primeros de la clasificación apenas había once segundos.

En el segundo tramo el más rápido fue Loeb y en los dos restantes fueron para Solberg que consolida de esta manera su opción de victoria.

Sordo comenzó muy bien la jornada situándose en la cuarta posición y con opciones de subir al podio, favorecido por la salida de pista del finlandés Mikko Hirvonen (Ford) en la primera especial de hoy en el que también rompió la luna delantera y no pudo arreglar para la disputa de los tres tramos siguientes.

Pero un problema en la transmisión le dejó tirado en el tercer tramo y le obligó al abandono. El Acrópolis es uno de los rallys más duros del calendario, por las altas temperaturas y por las dificultades del terreno, que se hacen muy difíciles para las mecánicas, a lo que se une que este era el tercer rally para la unidad del C4 WRC con el que Sordo corría tras Portugal y Cerdeña, por lo que el coche llegaba ya muy castigado a Grecia.