Sin Cristiano se vive mejor

  • El Madrid gana a la Roma (2-1) tras un partido soberbio en la primera mitad.
  • Gareth Bale se erige como líder y demuestra que sin Cristiano en el campo vive mejor. 
Asensio, durante su partido contra la Roma
Asensio, durante su partido contra la Roma
EFE

El Real Madrid se impuso a la Roma (2-1) en el tercer y último partido de pretemporada. El equipo de Lopetegui dio un recital en la primera parte y respaldó las palabras de su técnico sobre Cristiano: "su ausencia nos va a permitir crecer como colectivo".

Y eso que la tormenta casi impide ver el partido. Aunque fue incluso peor para la Roma, que tuvo que resguardarse de dos. Una antes y otra, más incontrolable, durante el encuentro. La que obligó a retrasar el partido treinta minutos y la que sometió el Real Madrid al conjunto italiano en la primera parte.

Presión, posesión, ritmo con y sin balón... brillantez en todas las líneas comandadas por un soberbio Gareth Bale. El galés se lució con una asistencia magistral para el primero de Asensio y con un golazo poco después. Recibió en largo, se acomodó el balón a su pierna buena con un recorte y definió perfecto al pie contrario de Olsen. Primeros cuarenta y cinco minutos excelsos para mandar un aviso de que este Madrid sigue intratable.

Tras la reanudación, el partido cambió. Entraron los jóvenes y la Roma se liberó. Minutos para los menos habituales que no pudieron brillar demasiado. Y entre medias la lesión de Nacho, que dejó sin duda la mala noticia del encuentro. Toca esperar ver que es lo que tiene, pero la Supercopa está a la vuelta de la esquina. Marcó la Roma por medio de Strootman pero con poco tiempo para intentar algo más y la cosa quedó en triunfo blanco.

Partido donde todo se vio en la primera parte con una gran imagen del Real Madrid a pocos días de jugarse su primer titulo de la temporada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento