Diego Pablo Simeone
Diego Pablo Simeone, dirigiendo un partido con el Atlético de Madrid. EFE

Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, dijo que su equipo parte "tercero" en la Liga, por detrás de Barcelona y Real Madrid, para "poder ser primero", afirmó que nunca vio a Griezmann en el Barcelona y declaró que Thibaut Courtois no sería titular en el conjunto rojiblanco porque Jan Oblak es "mejor".

"Vamos a seguir siendo un equipo molesto, un equipo del pueblo, porque es un equipo querido por el pueblo", recalcó este lunes en una entrevista en la 'Cope', en la que apuntó que, "ante temporadas irregulares del Real Madrid y del Barcelona", el equipo rojiblanco está "ahí atrás para ser primero" en la Liga española.

"Pero estamos terceros para ser primeros. Nosotros somos terceros para ser primeros. No somos primeros para ser primeros. Nosotros teníamos que ganar la Liga Europa y la ganamos, jugamos la Champions con posibilidades y jugamos la Liga española partiendo de terceros. Si salimos primeros será un grandísimo año. Si salimos cuartos, no será una buena temporada", valoró el técnico, que, preguntado por el favorito a la Liga, habló del Barcelona, que está "muy bien".

"Nosotros competimos la Liga española con los campeones de Champions de los últimos años. Es muy difícil", enfatizó Simeone, que insistió en que su equipo está "compitiendo entre los tres primeros -primero, segundo o tercero-, porque" el equipo ha "crecido".

Igualmente, apuntó que el Atlético "no" es peor que el Real Madrid o el Barcelona "desde los resultados", pero sí "desde las características individuales de los jugadores", aunque, a la vez, consideró que su conjunto se ha acercado al Real Madrid con la marcha del portugués Cristiano Ronaldo al Juventus: "Sí, seguro".

El Atlético ha hecho seis fichajes (Antonio Adán, Santiago Arias, Thomas Lemar, Gelson Martins, Nikola Kalinic y Rodri Hernández). "Hemos traído muy buenos futbolistas, pero tenemos que hacerlos mejores", expresó el técnico en una entrevista a la 'Cope', en la que añadió: "Los chicos que han llegado que están un paso más adelante sin duda son Lemar y Rodri. Y después vienen los demás".

Griezmann, el mejor

También remarcó el "desafío enorme" que tiene el cuerpo técnico esta campaña. "Tenemos muchas cosas para crecer, insertar mejor a los futbolistas que han llegado, definir mejor en ataque cómo hacerle más daño al rival, seguir siendo contundentes defensivamente, que esa es nuestra fuerza...", insistió Simeone, que aseguró que tiene en su plantilla "futbolistas extraordinarios".

"Tenemos al mejor futbolista del mundo de la temporada anterior", dijo en referencia a Antoine Griezmann, del que señaló que "no tiene ninguna explicación" que no haya estado entre los tres finalistas del premio 'The Best': "Campeón del mundo, de la Supercopa de Europa, de la Liga Europa, segundo en la Liga española, donde juegan el Real Madrid y el Barcelona, mejor jugador de la final del Mundial... Griezmann fue el mejor jugador del mundo en este año".

Nunca le vio en el Barcelona durante este verano. "La verdad, no. Sinceramente, no. Te lo juro por mis hijos que no. Siempre sentí de parte de él que tenía una sensación de querer quedarse", dijo Simeone, que declaró que el internacional francés está en "un nivel superior" y "no deja de crecer", pero aún "tiene margen de mejora".

También destacó a Diego Costa, "que si está bien el Atleti tiene muchas opciones de ganar" y a Jan Oblak, del que esperó que renueve con el club rojiblanco. "Courtois (portero del Real Madrid y ex del Atlético) no jugaría de titular (en el equipo rojiblanco). Oblak es mejor", remarcó.

Además, afirmó que le ha sorprendido "mucho" que el guardameta esloveno no haya sido incluido entre los candidatos al equipo ideal del año FIFA-FIFpro: "Está claro que es el mejor o está entre los tres mejores porteros. Está claro que no estar en ese grupo sin ninguna duda te da poca credibilidad. El mundo habla de Oblak como el mejor portero".

El Inter, siempre una opción

Simeone cumple su octava temporada en el Atlético. "Siempre pienso lo que decía desde que llegué; pienso que me pueden echar mañana. Es el estímulo y el desafío que me propongo día a día. Me emociona muchísimo el futbolista que tenemos por delante. Es un desafío enorme con una plantilla con características diferentes".

"He tenido una visión muy buena en continuar este proyecto que tenemos por delante de seguir creciendo. Ojalá que en estos dos años que me quedan (de contrato) las cosas sigan yendo de la misma manera. Eso sería bueno", añadió el técnico, que recalcó: "Estoy feliz donde estoy, porque sé lo que quiero de este equipo".

Y, preguntado por las declaraciones de su hermana y representante, Natalia Simeone, a la 'Gazzetta dello Sport' acerca de que dirigirá al Inter tarde o temprano, contestó: "A la pregunta clásica que le hace un diario italiano ella responde como dije yo, porque el Inter es una opción. Las cosas sucederán en el tiempo justo, cuando tengan que suceder".