Los sevillistas celebran el triunfo ante la mirada de Joaquín
Los sevillistas celebran el triunfo ante la mirada de Joaquín. (EFE) EFE

El Sevilla disputará las semifinales de la Copa del Rey tras imponerse al Valencia en el Sánchez Pizjuán (2-1) en el partido de vuelta de los cuartos de final, gracias al tanto de Squillaci en el minuto 89 que desbarataba el pase valencianista después de haber controlado el resultado durante la segunda parte del choque (1-1) que hacía valer el resultado de la ida (3-2).

En la siguiente fase, los de Manolo Jiménez se enfrentarán al Athletic Club de Bilbao el 4 de febrero tras eliminar ayer al Sporting de Gijón (1-2).

Los valencianistas se adelantaron en el minuto 7 por medio de Carlos Marchena, fruto del dominio de los visitantes durante la primera parte, que acertó a rematar un buen córner botado por Joaquín.

El gol no haría reaccionar demasiado a los sevillistas, aunque la fortuna se aliaría con ellos pese al dominio del conjunto valenciano y Kanouté lograría la réplica también de cabeza a falta de 15 minutos para el descanso. Un tanto que arengaría a los hispalenses en la remontada a lo largo de toda la segunda mitad y que se materializaría gracias al tanto del central sevillista en el último minuto del partido.

Ficha técnica

2 - Sevilla FC: Palop; Mosquera, Squillaci, Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas, Romaric, Duscher (Renato, m.61), Adriano (Diego Capel, m.26); Luis Fabiano (Dragutinovic, m.92) y Kanouté.

1 - Valencia CF: César; Miguel, Maduro, Marchena, Moretti; Albelda, Baraja (Fernandes, m.58); Joaquín, Silva (Edu, m.69), Vicente (Morientes, m.58); y Mata.

Goles: 0-1, M.08: Marchena. 1-1, M.36: Kanouté. 2-1, M.89: Squillaci.

Árbitro: Fernando Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Amonestó a los visitantes Moretti (m.29), Marchena (m.29), Vicente (m.40) y César (m.67) y a los locales Kanouté (m.41), Duscher (m.57), Renato (m.69) y Jesús Navas (m.88)

Incidencias: Partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 35.000 espectadores. Antes del partido se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del que fuera presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Pablo Porta. Los jugadores de ambos equipos y el trío arbitral saltaron al terreno con unas camisetas en apoyo a la joven Marta Del Castillo, desaparecida el pasado sábado en Sevilla.