Sergio Busquets
Sergio Busquets hace un gesto en el Espanyol-Barça. EFE

El centrocampista del Barcelona Sergio Busquets afirmó, tras el partido contra el Espanyol, que "en todos los partidos los árbitros aciertan y se equivocan" y restó importancia al pisotón a Pepe en el encuentro contra el Real Madrid.

"En todo los partidos los árbitros aciertan y se equivocan", apuntó Busquets, visiblemente enojado cuando se le preguntó sobre el pisotón al madridista Pepe en el clásico de hace dos jornadas, una jugada sobre la que todavía no había dado su opinión.

"Lo del pisotón es una tontería. No sé si le rozo o le paso cerca, pero ni mucho menos se me pasa por la cabeza pisar a nadie. Si lo hubiese hecho, Pepe se hubiera revuelto o tendría la marca de un 45 de pie. Pero estamos en un país donde vale todo, donde vale faltar el respeto y así nos va", dijo.

Con respecto al partido del sábado, admitió que, pese a la victoria por 0-1 ante el Espanyol, el equipo azulgrana había tenido "menos control" del partido de lo que le hubiera gustado, y que el rival les hizo sufrir hasta el final para conseguir el triunfo.

"El partido ha tenido de todo: ocasiones, jugadas polémicas, y al final lo hemos podido sacar adelante. Hemos salido bien, pero el Espanyol ha hecho una presión muy alta que no nos ha dejado estar cómodos", explicó.

Busquets destacó que Cornellà-El Prat es "un campo muy difícil" donde siempre les cuesta mucho ganar "ante un rival que siempre juega con mucha intensidad".

"Viniendo de las derrotas de Valladolid y San Sebastián, estos tres puntos saben muy bien", apostilló Busquets, quien no ha querido entrar a valorar el penalti por manos de Javi López transformado por Messi y el no señalado de Javier Mascherano.