Últimamente Schuster está siendo uno de los objetivos más atractivos para la prensa deportiva. Si hace unos días la agencia alemana DPA aseguraba que el técnico había firmado un preacuerdo para fichar por el Real Madrid, información que él mismo se apresuró a desmentir, ahora es Marca quien habla de un coqueteo bastante serio del alemán con el Valencia.

Era un rumor que ya llevaba tiempo. Schuster sonaba, junto a los nombres de Juande Ramos y Joaquín Caparrós, como posible sustituto de Quique Sánchez Flores.

Y parece que, tras la eliminación del conjunto valencianista de la Champions, el propio Amadeo Carboni, director deportivo del Valencia, se ha reunido un par de ocasiones con el alemán. El italiano podría haberle ofrecido un contrato por dos años.

Podría ser, sin embargo, que si el Valencia gana la Liga siga el técnico madrileño al frente del Valencia, algo que cobra posibilidades tras la pasada jornada.

Pero aún falta que el presidente valencianista, Juan Bautista Soler, tome una decisión que tampoco está muy clara. Destituir a Quique sería una medida impopular, por lo que Soler podría preferir prescindir de Carboni y terminar así con la situación de tensión entre ambos miembros del club.

El Madrid sigue ahí

A pesar de que Schuster diga que no hay un preacuerdo firmado, el Madrid sigue teniendo al alemán como posible sustituto de Capello cuando termine la temporada.

Si bien es cierto que parece más probable que el sustituto del italiano sea Mourinho, algo por lo que apuesta Schuster, a Calderón siempre le ha gustado el alemán.