Las Finales de la NBA 2014, que comienzan la madrugada de este viernes (3.00 horas), repiten los mismos protagonistas de la anterior campaña: San Antonio Spurs vs Miami Heat o, lo que es lo mismo, el concepto de equipo que proponen los texanos contra el el inagotable talento individual de unos Miami Heat liderados por Lebron James. A diferencia del año pasado, ahora son los Spurs los que tienen el factor cancha a su favor.

Será la sexta final para los Spurs, que han ganado las de 1999, 2003, 2005 y 2007 y solo perdieron la de 2013 en el último partido contra Miami (4-3). Para los Heat será su quinta final, después de los títulos de 2006, 2012 y 2013. Los de Florida quieren conquistar su tercer campeonato consecutivo, hecho que no se consigue desde que lo hicieran Los Angeles Lakers de Saquille O'Neal y Kobe Bryant entre 2000 y 2002.

Parker no quiere perdérselo

Gregg Popovich ha instaurado en San Antonio una idea de equipo más parecida al estilo táctico europeo que al habitual showtime sin excesivo rigor de la mayoría de equipos NBA. Entrenador de los Spurs desde 1996 ha armado un equipo de brillantes actores secundarios alrededor del protagonista indiscutible tanto en ataque como en defensa, Tim Duncan. Con 38 años, el ala-pívot está firmando una magnífica temporada: 15,1 puntos; 9,7 y 3 asistencias.

De los 15 jugadores de los Spurs,
ocho son de
fuera de EE UU

"Me gustan los jugadores secundarios que no son muy buenos, pero que tienen una habilidad. Sé quién va a tener el balón en nuestro equipo y necesito que lo comprendan", deja claro el entrenador.

Le escoltan los viejos rockeros de los últimos años -Manu Ginóbili (Argentina), Tiago Splitter­ (Brasil), Tony Parker (Francia)-, teniendo en cuenta que, con ellos, ocho de los 15 jugadores la plantilla de los Spurs no son de EE UU: Patty Mills­ y Aron Baynes (Australia); Cory Joseph­ (Canadá); Boris Diaw (Francia); y Marco Belinelli­ (Italia).

El que más preocupa es Parker, quien arrastra unas molestias en el tobillo izquierdo, aunque ha afirmado que estará a punto para las Finales. "Me encuentro mejor. Haré lo que pueda para sentirme mejor y dar todo lo que pueda en el primer partido".

King James necesita al resto del 'Big Three'

Los actuales campenes de la NBA, Miami Heat, son los favoritos para conquistar su tercer anillo. Todas las apuestas lo dicen, pero el primer dato que juega en su contra es que el hombre que puede decidir la final, Lebron James, baja su rendimiento ante la defensa colectiva de los Spurs. Contra ellos, su media desciende hasta los 18,5 puntos; 7,5 rebotes y 5 asistencias, mientras sus números de la temporada son de 27,1 puntos; 6,9 rebotes y 6,3 aistencias.

Lebron baja su rendimiento ante la defensa de los SpursKing James necesitará del resto del Big Three para doblegar a los experimentados y correosos chicos de San Antonio. Chris Bosh dentro de la zona y Dwayne Wade, el único superviviente del primer título de Miami en 2006, desde el perímetro serán fundamentales para sus aspiraciones.

Se da la circunstancia de que, aunque afirman no pensar en ello, los tres acaban contrato al final de esta campaña. Pueden ser las últimas Finales que jueguen juntos. Principalmente, contarán con el refuerzo necesario de Ray Allen, Rashard Lewis y Shane Battier.

Aparte de la calidad individual del Big Three, una de las claves será la intensidad defensiva de Miami. Si consiguen elevar la presión, para evitar la rápida circulación de balón de los Spurs, tendrán mucho ganado. Acusan problemas en el rebote, pero disfrutan de la ventaja de los aclarados para Lebron y de poder correr como ningún equipo.

Encuesta

¿Quién ganará en anillo de la NBA?

Los Spurs de San Antonio.
56,45 % (162 votos)
Los Heat de Miami.
43,55 % (125 votos)