Aitor Ruano, Miguel Mínguez y Sergio de Lis
De izquierda a derecha, Aitor Ruano, Miguel Mínguez y Sergio de Lis, tres jóvenes ciclistas que inician su carrera como profesionales (ORBEA) ORBEA

Aitor Ruano, Miguel Mínguez y Sergio de Lis son tres jóvenes ciclistas que inician su primer año con el Orbea Oreka SDA. Miguel Mínguez es el más joven de ellos, tiene 19 años y es de Bilbao -"de Rekalde" puntualiza el ciclista-. Aitor Ruano y Sergio de Lis, por su parte, tienen 21 años y son de Altzo y San Sebastián (Guipúzcoa), respectivamente.

Los tres corredores, que proceden de equipos amateur, han iniciado una nueva etapa en el ciclismo profesional con una idea común. "Mi ilusión desde pequeño es ser profesional por lo tengo que trabajar para seguir adelante, aprender todo lo que se pueda y disfrutarlo" resume Sergio de Lis.

Las nuevas promesas también coinciden en señalar la "gran oportunidad" que les brinda este equipo, enrolado en la categoría continental, la Segunda B del ciclismo. "En Orbea nos han acogido muy bien, nos miman, estamos muy a gusto" afirma Aitor Ruano. "Nos cuidan mucho más y llevan un control más exhaustivo de nuestro entrenamiento, controlan el peso, grasa corporal...", añade Miguel Mínguez.

Descubriendo un pelotón profesional

Sergio de Lis ha sido el primero de los tres en probar las mieles del profesionalismo en la Vuelta a la Comunidad Valenciana: "Ha sido una experiencia impresionante, muy dura, he sufrido mucho pero he aprendido mil cosas y he corrido junto a mis ídolos" asegura el corredor donostiarra, quien añade que "no tiene nada que ver con el amateur, en cuanto a la forma de correr, la organización... es todo distinto. Cómo te anima la afición en los puertos... es increíble".

En cuanto a Aitor Ruano y Miguel Mínguez, a la espera de enfrentarse a su primera carrera dentro del mundo profesional, siguen la rutina de entrenamientos con un afán de aprender y superarse cada día. "Tenemos que adaptarnos a la categoría y aprender. Hay que quitarse el miedo, aunque nos llevemos palos" comenta el más joven de ellos.

Diamantes por pulir

Las nuevas promesas se centrarán en potenciar o pulir sus puntos fuertes como ciclistas. Sergio de Lis es un ciclista que dada su fuerza puede hacer buenas carreras en llano y cronos, aunque como él mismo admite "en subidas lo paso mal, pero me defiendo". Miguel Mínguez ha destacado como escalador en categorías inferiores, aunque "en esta categoría ya no puedes decir que eres escalador, porque el nivel es muy alto" asegura el ciclista bilbaíno.

Por su parte Aitor Ruano también se define como escalador, pero al igual que su compañero se muestra prudente. "A este nivel los puertos son muy duros". Los tres son conscientes de que han dado el salto a un nivel que les exigirá sacrificios: "sabes que vas a tener que sufrir, aunque ganes, es parte de nuestro trabajo." resume Sergio de Lis.

El Orbea Oreka SDA les ha abierto una puerta para poder cumplir el sueño que todo ciclista joven anhela: Llegar a ser profesional del deporte que aman.