Un pequeño futbolista de 9 años sufrió una dura entrada que le provocó la rotura de la tibia y el peroné y los padres y aficionados del equipo rival le acusaron de estar fingiendo. Ocurrió este fin de semana en Almería entre el Club Natación y el CD Vera, tal y como recoge 'la Voz de Almería'.

El pequeño del Club Natación Almería se retorcía de dolor tras la falta y, por la ausencia de servicios médicos, fue atendido en primera instancia por su propio padre y por la madre de un compañero, enfermera de profesión, que constató la gravedad de la lesión. Fue trasladado a un centro médico en el que fue operado de urgencia.

El padre del menor denuncia el 'trato inhumano' de un sector de los aficionados, padres, del equipo rival, que insultaron al pequeño y le acusaron de farsante. El progenitor también lamenta que el Vera, el equipo rival, no se interesara por el estado del jugador, algo que el club ha desmentido. Asimismo, explica que el propio árbitro le ordenó que se levantara.

En el vídeo de La Vanguardia se puede ver la fuerte entrada y escuchar los gritos de dolor y el llanto del niño, así como el testimonio del padre.