Las leyendas del Real Madrid, con goles de Luis Figo, Edwin Congo y un doblete de Fernando Morientes, ganaron a un combinado de exfutbolistas del Roma en un partido en el que destacó la presencia de Ronaldo Nazario.

El brasileño volvió a ponerse la camiseta blanca en el Santiago Bernabéu más de diez años después y recibió el cariño de la afición madridista.

Un año más, y ya van ocho, el Santiago Bernabéu acogió el 'Corazón classic match', el encuentro amistoso en el que el Real Madrid junta a algunos de sus exfutbolistas con el objetivo de recaudar dinero para causas solidarias.

En esta ocasión, el lema del partido fue 'Latidos por África' y el dinero recaudado se destinará a los proyectos solidarios que la Fundación del Real Madrid tiene en el continente africano.

El principal atractivo del choque fue volver a ver sobre el césped con la camiseta blanca a Ronaldo Nazario. El delantero brasileño, que jugó 177 partidos con el Real Madrid y marcó 104 goles entre 2002 y 2007, se situó como delantero centro y participó poco del juego, bien escoltado por su compatriota Aldair Nascimento.

El físico no le permitió a Ronaldo estar mucho tiempo sobre el césped y, a los 33 minutos, fue sustituido por Savio y se marchó al vestuario con una tremenda ovación. Aún así, al brasileño le dio tiempo a ver sobre el césped como Fernando Morientes abría el marcador con un gol de cabeza tras un pase de Roberto Carlos.

Precisamente, y desde con el cariño que siempre ha motivado el jugador en la afición al fútbol, las redes se hicieron eco de su estado de forma y a sus kilos de más.