Ronaldinho
Ronaldinho participa en un partido benéfico en Sao Paulo. AGENCIAS
Ronaldinho no piensa perderse los Juegos Olímpicos de Pekín y está dispuesto a desafiar al Barça, que le prohíbe participar en la cita olímpica. "Ir a Pekín es un honor al que no pienso renunciar", ha declarado el internacional brasileño en
La Gazzetta dello Sport.

La directiva del Barça ha vetado la participación de Ronaldinho en los Juegos por temor a una lesión y para no alterar las negociaciones que está llevando a cabo para tratar de vender al jugador.

Ronaldinho, por su parte, ve en la cita olímpica una buena oportunidad para subir su caché después de una mala temporada. Además, el oro olímpico es uno de los pocos trofeos que faltan en sus vitrinas. "Mi objetivo es prepararme al máximo para jugar los Juegos. Estoy muy motivado por haber sido seleccionado para disputarlos", explica.