Tommy Robredo
Tommy Robredo (EFE). Agencias

Tommy Robredo cayó en el primer partido de la eliminatoria entre España e Italia ante el Filippo Volandri por 3-6,7-5 y 3-6.

La sorpresa saltó en Santander: Robredo partía como favorito pero fue superado de principio a fin por un rival que jugó de lujo.

El español no estuvo nada acertado: cometió una infinidad de errores no forzados. Estuvo espeso y lento y nunca encontró la medida al partido. Acabó desesperado.

Volandri empezó el partido como un tiro, jugando bolas muy largas para evitar que Robredo se sintiera cómodo en la pista.

Y lo logró: rápido y ágil, todo lo contrario que Robredo, el italiano era un lince en la red. Además su saque funcionó con la precisión de un reloj suizo.

Ante esos argumentos, Robredo poco pudo hacer y cedió el primer set por 3-6.

Desconcentrado

El segundo set fue el más igualado, pero Volandri mantuvo su nivel de juego mientras que Robredo reincidió en los mismos males.

Al final terminó cediendo el segundo set por 7-5.

El partido estaba ya muy cuesta arriba y Robredo muy nervioso, al borde de la desesperación.

Completamente desconcentrado, no fue rival para Volandri en el tercer set.

Al final, victoria para el italiano y toda la resposabilidad para Nadal, que dejó las espadas en todo lo alto tras derrotar al italiano Andreas Seppi.