Riga
Riga.

Un punto, tan sólo un punto, y el Levante estará matemáticamente salvado. Pero Mustapha Riga, máximo goleador del equipo granota con siete goles, mostró ayer su interés porque el Levante escuche las ofertas que lleguen por él, aunque aún tiene dos años más contrato con la entidad.

«Llegué gratis; el club ganaría con mi venta», resumió el delantero. El ghanés definió como «oportunidad» tanto para él como para su familia el creciente interés por su juego en la Premier League inglesa «La ambición y pensar en competiciones europeas son importantes para mí», explicó.

Para Riga, sin embargo,  la última palabra no es suya. «La decisión es del presidente, no mía. Yo prometí el gol de la salvación y seguir marcando», recordó. El africano no explicó si una mejora salarial le cambiaría de parecer. «Estoy muy feliz y contento en este equipo; la afición es increible y por eso pienso en quedarme, pero en el futbol influyen otras mucha cosas», añadió.