Riccardo Riccó
El italiano Riccardo Riccó, durante una concentración del equipo Saunier Duval-Scott (TORRES). TORRES
En referencia a la detención del corredor Riccardo Riccò por dar positivo, el manager general del Saunier Duval-Scott, Mauro Gianetti comparte la sorpresa general y amargura provocadas por el suceso, comprende la reacción del director general del Tour de Francia y lamenta haber sido engañado por quienes no merecían la confianza depositada en ellos.

Asimismo anuncia que ayer realizó personalmente las indagaciones pertinentes, resultado de las cuales ha perdido toda confianza, no sólo en las actuaciones de Riccardo Riccò, sino también de Leonardo Piepoli por la violación del código ético del equipo.

Riccò juró sobre la cabeza de su madre que no había recurrido a ninguna práctica ilícita para mejorar su rendimiento"

Consecuentemente, ha decidido rescindir de inmediato la relación contractual con ambos.

Asumiendo el inevitable curso de este procedimiento, se reafirma con la máxima determinación en el rechazo absoluto del equipo a cualquier práctica dopante: “Hemos vigilado a nuestros ciclistas con el máximo escrupulo posible –explica Mauro Gianetti-
pretendiendo de ellos, en cada ocasión y circunstancia, una conducta recta y deportivamente intachable.

 

"En la elaboración de los contratos de los corredores se ha exigido siempre como condición indispensable el total rigor ético, recibiendo siempre de los corredores las máximas garantías. El propio Riccò juró delante de mí sobre la cabeza de su madre que jamás habría recurrido a ninguna práctica ilícita para mejorar su rendimiento".

"Pese a todos nuestros esfuerzos por evitar este tipo de situaciones con todos los procedimientos internos y externos a nuestro alcance, no lo hemos consegurido y, como equipo, nos sentimos víctimas de la irresponsabilidad de quienes, con la detestable intención de mejorar su rendimiento, ponen en riesgo las inversiones de los patrocinadores y el puesto laboral de decenas de honestos trabajadores", sentencia.

Desde Francia, sede de la central de Saunier Duval, Thierry Leroy, el presidente de la compañía, apuntaba la posiblidad real de que al finalizar el año concluya el patrocinio del equipo ciclista. Algo "muy probable" según un Leroy que, no obstante, no quiso confirmar la decisión hasta que, en las próximas semanas, dispongan de más información y perspectiva de los últimos acontecimientos.