Riccardo Riccò
El ciclista italiano Riccardo Riccò. ARCHIVO

El ciclista italiano Riccardo Riccò, que se encuentra ingresado en un hospital de Baggiovara, en la provincia norteña de Módena, desde el pasado fin de semana, admitió haberse hecho una autotransfusión, según ha informado este martes el diario deportivo "La Gazzetta dello Sport".

Según el rotativo, que refiere el testimonio de un médico del hospital de Pavullo, donde Riccò recibió las primeras curas médicas antes de ser trasladado a Baggiovara, el ciclista reconoció ante su novia Vania Rossi haberse hecho una autotransfusión de sangre que conservaba en el frigorífico de su casa desde hacía 25 días.

Conservaba una bolsa de sangre en su frigorífico desde hacía 25 días

En relación con su hospitalización, la Fiscalía de Módena ha abierto una investigación por una supuesta violación de la ley antidopaje. En esta misma línea y tras las noticias aparecidas en la prensa, la Fiscalía Antidopaje del Comité Nacional Olímpico Italiano (CONI) anunció a través de un comunicado que también ha abierto una investigación contra Riccò.

El pronóstico del ciclista, que ingresó de urgencia el pasado domingo aquejado de dolores abdominales y fiebre alta, es "reservado".

Riccò, de 27 años, retornó a la competición el pasado mes de marzo tras cumplir una sanción de veinte meses después de dar positivo en el Tour de Francia 2008. Actualmente milita en las filas del equipo holandés Vacansoleil.