El atletismo español levanta cabeza: tres récords de España, tres marcas mundiales

  • Orlando Ortega, en 60m vallas; Manuel Olmedo, en 1.000 metros; y Jorge Ureña, en heptatlón logran las mejores marcas del año en indoor.
  • Es la primera vez en la historia que el atletismo español se sitúa al frente de la lista mundial del año en tres disciplinas.
  • "El atletismo español sí que está subiendo de nivel, ascendiendo a nivel mundial y europeo", señala a 20minutos Jorge Ureña.
  • Los Juegos de serán la prueba de fuego para este nuevo tiempo.
El atleta Jorge Ureña, en una foto de archivo.
El atleta Jorge Ureña, en una foto de archivo.
EFE

Poco a poco, el atletismo español va saliendo de su letargo. En los últimos meses, los éxitos vuelven a llamar a la puerta de un deporte que ha estado demasiado tiempo de capa caída, pero que vuelve a resurgir con grandes nombres como los de Ruth Beitia y Miguel Ángel López, entre otros.

También con otros más desconocidos pero que suman éxitos al atletismo patrio. Son los de Jorge Ureña, Orlando Ortega y Manuel Olmedo. Estos días, los tres han sido protagonistas por lograr en sus disciplinas récords de España que, además, son mejores marcas mundiales del año en pista cubierta. Es la primera vez que el atletismo español tiene a tres deportistas a la vez al frente de la lista mundial del año.

Jorge Ureña ganó el domingo el heptatlón en el encuentro de pruebas combinadas de Reims y además batió el récord de España de la especialidad, que ha dejado establecido en 6.076 puntos. El alicantino mejoró la plusmarca española que ostentaba Antonio Peñalver y ostenta ya la mejor marca mundial del año.

Manuel Olmedo hizo lo propio hace dos semanas. El sevillano es el líder del ránking mundial del año en 1.000 metros con la marca de 2:18.24 con la que batió por dos segundos el viejo récord de Fermín Cacho, que estaba en vigor desde 1992.

Más reciente es el éxito de Orlando Ortega, que completa la terna. El cubano nacionalizado español logró el miércoles, en la reunión de Dusseldorf, su primer récord de España al imponerse en la final de 60 metros vallas con una marca de 7.49. Ortega rebaja en tres centésimas la plusmarca española de la prueba, que estaba en poder de otro nacionalizado, el execuatoriano Jackson Quiñónez con el registro de 7.52, y se sitúa al frente de la lista mundial del año. Una posición que no le es extraña, ya que fue líder del ránking mundial del año 2015, tanto en 60 (7.45) como en 110 metros vallas (12.94).

Este hito para este deporte, unidos a otros logros no muy lejanos en el tiempo, como el título mundial de Miguel Ángel López en 20 kilómetros marcha, la conquista de Ruth Beitia de la Diamont League, primera española en lograrlo, o los récords nacionales de Pablo Torrijos en triple salto en indoor y de Sabina Asenjo en disco dan un impulso a nuestro atletismo. Éxitos que son, además —y sobre todo—, una buena noticia de cara a la importante cita de este verano en Río. Los Juegos Olímpicos serán la prueba de fuego para ver si ese paréntesis que duraba ya demasiado se abre definitivamente.

Optimismo entre los deportistas

Este repunte del atletismo español también cala en los propios deportistas."Estamos saliendo del paréntesis. Ya el año pasado, con Miguel Ángel, con Torrijos... El atletismo español sí que está subiendo de nivel, ascendiendo a nivel mundial y europeo", señala a 20minutos Jorge Ureña.

Los motivos, para Ureña, son varios. "Sobre todo, que el atleta cada vez es más ambicioso e intenta conseguir mejores resultados". Es dar un salto de calidad. "Si sube un atleta, lo hace también su sector. Que haya uno arriba, obteniendo resultados, hace que los demás quieran subir su nivel para intentar llegar a él. Es lo que pasa conmigo en las combinadas".

De cara a los Juegos de Río, en los que Jorge intentará estar —"es mi objetivo prioritario, aún no tengo la mínima para estar en ellos y tengo solo dos intentos para conseguirla"—, el alicantino es optimista con el papel español, pero siempre siendo realistas. "Hay mucho nivel. Yo creo que finalistas sí que habrá muchos, pero lograr medalla ya es otra cosa. Depende de muchas cosas".

El alicantino dice sentirse con más presión tras destrozar la marca de Peñalver y ante esos que le señalan como una de las joyas de nuestro atletismo. "Seguro que lo dicen porque le he quitado el récord a Peñalver. Dirán 'este tiene que ser la hostia'. ¡Lo mismo ahora se esperan grandes cosas y luego no llego ni a la mitad!", bromea el alicantino de 22 años.

Miguel Ángel López y Jesús Ángel García Bragado, son también optimistas ante el presente y el futuro más cercano del atletismo. Para el murciano, la esperanza de que su éxito se extienda a las demás disciplinas atléticos era notoria. Eso sí, pide "más medallas y que las cosas mejoren". También para el madrileño, que asegura que "ha llegado ese relevo" que tanto se pedía para esa generación tan buena de hace algún lustro ya. Bragado pide "paciencia", porque esa regeneración aún será más notable "después de este ciclo olímpico".

2016, año olímpico

Sin lugar a dudas, la fecha marcada en el calendario es la cita del próximo verano. Los Juegos Olímpicos examinarán la salud del atletismo español. Se calcula que unos 50 atletas patrios competirán en Río, 4 fijos y 37 (22 hombres y 15 mujeres) con la marca mínima ya lograda.

Habrá que estar atentos a nombres como Miguel Ángel López (20 km marcha); Ruth Beitia (altura); Jesús Ángel García Bragado (50 km marcha); y Javier Guerra (maratón). También a otros que podrían dar alegrías a la delegación española en Río, como los de Alemayehu Bezabeh, Jesús España o Sabina Asenjo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento