Salida de Real Madrid y Barça en el Camp Nou
Salida del Real Madrid y del Barça, sin pasillo, en el Camp Nou. EFE

El Real Madrid no hizo pasillo al Barça en el clásico de este domingo 6 de mayo como es tradición realizar a los equipos que acaban de proclamarse campeones de una competición. Lo anunció Zidane hace unas semanas y lo confirmó el técnico galo varias veces después de que los azulgrana ganaran la Liga. 

Antes de comenzar el choque, los jugadores blancos saludaron uno a uno a los del Barcelona como si de un partido normal se tratara y sin pasillo, lo esperado.

La historia se remonta a lo sucedido el pasado mes de diciembre. El Real Madrid acababa de ganar el Mundial de clubes, pero pese a ello, el equipo culé decidió no hacerle el pasillo unos días después, cuando ambos se enfrentaron en el Santiago Bernabéu.

Desde el bando azulgrana, se alegó que el Mundial de clubes no era una competición que haya disputado el FC Barcelona, y que por ello no se hacía el pasillo. "Siempre hemos dejado claro que lo hacemos cuando nosotros participamos en esa competición, y en este caso nosotros no estamos en esa competición", declaró Guillermo Amor, responsable de las Relaciones Institucionales y Deportivas.

Un argumento cuando menos discutible, pues es un torneo que juega el campeón de Europa, es decir el ganador de la Champions, donde sí estaba el conjunto culé.

Esa fue la explicación que dio Zidane en su rueda de prensa de este sábado: "No soy quién para decidir solo que no se va a hacer el pasillo. Hay que hablar de la situación,porque después del Mundialito entiendo que para ellos no era importante hacernos el pasillo y alguno dice que ellos no estaban en la competición y es mentira, porque estaban en la Champions y hay que ganarla para disputar el Mundial".

Para el técnico madridista el pasillo no ha perdido su esencia y no ha pasado a ser de homenaje a ridículo. "Ni una cosa, ni otra", opinó. "Había una cosa pero ahora se ha roto y no podemos decir que el Real Madrid lo ha roto, porque no es verdad".