Asensio
El centrocampista del Real Madrid Marco Asensio (c) celebra su gol marcado al Eibar, el cuarto del conjunto blanco, durante el partido correspondiente a la vigésimo sexta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Ipurúa. EFE

El Real Madrid ha arrollado en los primeros 30 minutos al Eibar este sábado en Ipurua (1-4) para alcanzar los 59 puntos y presionar al FC Barcelona, que recibe al Celta de Vigo, antes de viajar a Nápoles para disputar la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones (3-1 en la ida).

Los hombres de Zinédine Zidane, en una alineación prácticamente inédita con Danilo, Nacho, James y Asensio de inicio y sin jugadores como Carvajal, Marcelo o Kroos, salvaron el obstáculo con una demostración de poderío que acabó con la SD Eibar en un lapso de media hora. Karim Benzema, como único representante de la BBC, lideró a los suyos con un doblete ante un equipo sin Lejeune -sancionado-, ni Rico y Nano (lesionados), que recuperó y alineó a Capa.

No se quedaron lejos en rendimiento James y Asensio. El colombiano asistió a Benzema para el 0-2 y finiquitó el choque al aprovechar el pase del francés en el tercer gol de una tarde plácida para el Real Madrid antes de experimentar el 'infierno' napolitano. Lección aparentemente aprendida en un Real Madrid que venía de tirar por la borda la ventaja que le situaba en lo más alto de la tabla clasificatoria.

Y es que el Real Madrid dio síntomas de compromiso desde el principio con un Karim Benzema muy activo por culpa, posiblemente, de las ausencias de Gareth Bale -sancionado con dos partidos- y Cristiano Ronaldo (se entrenó al margen del grupo). El francés era de la partida junto a Marco Asensio y a Lucas Vázquez en un once de no habituales, pensando en la visita a San Paolo en el partido de vuelta con una renta de dos goles (3-1).

Tiró de galones el '9' del Real Madrid para abrir la lata en Ipurua al recoger, primero, un centro de Marco Asensio y, después, el rechace corto de Yoel para anotar el primero. El conjunto de Zinédine Zidane, necesitado de buenos resultados después de unos partidos regidos por la irregularidad y tras el agónico 3-3 ante la UD Las Palmas, se mostraron, al menos de inicio, muy juntos en la presión y en la recuperación.

Vuelve Benzema

Volvió a aparecer Karim Benzema, que jugó poco más de una hora antes de Nápoles, para abrir brecha en el electrónico con su séptimo gol en lo que va de Liga. El delantero aprovechó el 'guante' de zurda, obra de James Rodríguez en un libre directo sin aparente peligro, para acompañar en boca de gol y colocar el 0-2 en Ipurua. Poco después, colombiano y francés intercambiaron papeles en el tercer tanto del cuadro madridista.

Muestra clara del gran partido del 'cafetero', que se mostraba bastante dinámico por el flanco izquierdo ante la presencia de Nacho (menos ofensivo que Marcelo) y no dudaba en centrar su posición para aportar criterio. Enfrente, una SD Eibar totalmente superada pese a que sólo se había disputado la primera media hora, que le bastó al Madrid para encarar la segunda parte con una sola ocasión concedida (de Enrich) en una buena actuación de Marco Asensio, sin apenas minutos esta campaña.

El arranque de la segunda mitad continuó por la misma senda, aunque el Eibar daba la sensación de haber aprendido la lección y disfrutaba de algún que otro acercamiento a la portería de Navas. El portero, pese a estar en el foco por sus últimas actuaciones, cuajó una buena actuación con salidas acertadas para blocar el peligro armero, que llegaba casi siempre con envíos desde la banda.

La ventaja de tres goles invitaba a los de Zidane a contemporizar antes de visitar el martes al Nápoles, pero Asensio no estaba por la labor de dosificarse ante la escasez de minutos. Y es que el ex del Mallorca entró 'como un toro' también en la segunda mitad y llevó la contra para el 0-4. Marco esprintó, asistió a James en carrera, pero el '10' mandó su remate al poste y el mallorquín situó el cuarto.

Con 0-4 en el marcador y pasada la hora de partido, Zidane introdujo a Mariano con intención de dar descanso a Benzema. También retiró a Modric -por Kovacic- justo antes de que Rubén Peña aprovechase, a 20 minutos del final, un centro de Pedro León que tocó a Nacho en la cara antes de asistir para recortar distancias con su estreno goleador en Primera División.

La contundencia del resultado terminó por tranquilizar el partido. Además, Zidane hizo uso de Isco Alarcón (clave ante Espanyol, Villarreal y Las Palmas) para reemplazar a James Rodríguez. El malagueño no tardó en dejar detalles de la calidad que destila en un choque que sirve al Real Madrid para colocarse dos puntos sobre el Barça y frenar las aspiraciones europeas del Eibar, con 39 puntos.

Ficha técnica:

1 - SD Eibar: Yoel; Capa, Mauro Dos Santos, Ramis, Antonio Luna (Arbilla, m. 54); Dani García, Escalante, Pedro León (Inui, m. 86), Adrián (Christian Rivera, m. 62), Rubén Peña; y Sergi Enrich.

4 - Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Pepe, Ramos, Nacho; Modric (Kovacic, m. 70), Casemiro, James (Isco, m. 74); Lucas Vázquez, Benzema (Mariano, m. 64) y Asensio.

Goles: 0-1. m. 13. Benzema; 0-2. m. 24. Benzema; 0-3. m. 28. James Rodríguez; 0-4. m. 59. Marco Asensio; 1-4. m. 71. Rubén Peña;

Árbitro: José Luis González González (Comité castellano-leonés). Amonestó al local Escalante; y a los visitantes Nacho, Casemiro

Incidencias: 6.740 espectadores (entre ellos centenares de aficionados blancos) acudieron al campo de Ipurúa a presenciar un partido de la jornada 26 de Primera División, en un "medio día del club", en el que pagaron los socios azulgranas. El entrenador azulgrana, José Luis Mendilibar, vio el partido desde la grada al estar sancionado. El seleccionador estatal, Julen Lopetegui presenció el encuentro e inauguró al mediodía la nueva tribuna este de Ipurúa.