Mariano y Benzema
Mariano y Benzema en el partido contra el CSKA de Moscú EFE

El Real Madrid confirmó en Moscú su descalabro. Los de Julen Lopetegui cayeron ante el CSKA por 1-0 con un solitario tanto de Vlasic al minuto y medio de partido tras un clamoroso error de Toni Kroos.

Tuvo el conjunto blanco más de 90 minutos por delante para intentar darle la vuelta a la situación y, sin embargo, firmó su tercer partido consecutivo sin marcar. Una mala racha que no se daba en el seno madridista desde la última etapa de Capello al frente del banquillo, que culminó en 2007. Doce años sin encadenar una racha así.

Sigue echando de menos a Cristiano Ronaldo el Real Madrid. Al decir adiós a su máxima figura se ha despedido también de una garantía de gol hasta en los partidos más atascados.

Pasó Lopetegui al 4-4-2 con Benzema y Mariano en el campo y ni siquiera con los dos delanteros, en teoría, puros de la plantilla fue capaz de lograr un gol. Tres palos, uno de Casemiro y otro de cada uno de los '9' citados, que añadieron el punto de mala suerte a la poca efectividad de los blancos en ataque.

Un Asensio desaparecido que apenas aportó destellos y un Ceballos lejos del nivel mostrado ante el Atlético provocaron que la maquinaria blanca se estancara en Luzhniki.

Desde la victoria por la mínima ante el Espanyol con gol de Asensio, los de Lopetegui han encajado cuatro tantos y no han sido capaces de convertir ninguno.