Las claves del mal momento del Real Madrid, tercero en Liga y segundo en Champions

  • Ha perdido el mismo número de partidos, cinco, que en toda la temporada anterior.
  • Cristiano Ronaldo ha perdido gol, los fichajes no aportan nada nuevo y Casillas está en el punto de mira pese a ser considerado el mejor portero del mundo.
  • La infelicidad de Mourinho y los problemas en el vestuario han marcado el inicio.
El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, tras la derrota ante el Betis.
El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, tras la derrota ante el Betis.
EFE

El Real Madrid ha perdido a finales de noviembre el mismo número de partidos que en toda la pasada temporada, es tercero en Liga y pasa como segundo de grupo a octavos de Liga de Campeones. Las claves de su mal momento están en su pérdida de estabilidad, disputas internas en torno a la figura de José Mourinho o la falta de un plan B en los partidos.

Las claves del momento del Real Madrid:

  • Pérdida de estabilidad: a finales de noviembre, después de tres meses y medio de competición, el Real Madrid ya ha perdido el mismo número de partidos, cinco, que en toda la pasada temporada. Todas a domicilio. En la Supercopa en el Camp Nou, en Europa frente al Dortmund y, en Liga, ante Getafe, Sevilla y Real Betis, lo convierte en un reto prácticamente imposible la remontada al Barcelona. Nunca en la historia ningún equipo remontó más de nueve puntos en un pulso por el título liguero.
  • La infelicidad de Mourinho: comenzó la temporada con una declaración de Cristiano desvelando que no es feliz en el Real Madrid y aunque Mourinho no lo dice públicamente esquiva cualquier pregunta sobre su futuro, pese a renovar el pasado verano. El técnico portugués ya no oculta aspectos que le hacen no estar cómodo. Está cansado de ser el malo de la película por las quejas en sus declaraciones y pide un nuevo portavoz que esté en su misma línea, descontento con la defensa pública que hacen Miguel Pardeza y Emilio Butragueño. 'Mou' no entiende la pérdida de fuerza del Real Madrid en UEFA y RFEF. Y no ocultó el pulso interno que mantiene con el director de la cantera y entrenador del Castilla, Alberto Toril.
  • La plantilla con el entrenador: pese a que durante la temporada han existido varios pulsos internos de Mourinho con los capitanes Iker Casillas y Sergio Ramos, la plantilla está junto a su entrenador. La primera reacción es hacer autocrítica individual. Las palabras de Casillas admitiendo que el entrenador "debe sentirse más arropado" por sus jugadores y que deben presionar más a los colegiados en el terreno de juego es un guiño en nombre de sus compañeros al que manda.
  • Falta de plan B: en el Ciutat de Valencia, ante el Levante, salvó un cabezazo de Álvaro Morata. En la visita al Real Betis faltó la lectura de partido, abusando del juego por el centro y sin explotar las bandas ante un rival que pasó de la presión a encerrarse en su terreno para buscar el contragolpe tras el gol de Beñat. Es en ese tipo de situaciones cuando el Real Madrid no explota un plan B. Sin su velocidad en la transición, en ataques estáticos, su fútbol pierde eficacia y el resultado pasa a depender de la inspiración individual de alguna de sus estrellas.
  • Cristiano pierde el gol: acusa el Real Madrid la falta repentina de gol de Cristiano Ronaldo. Enlaza tres encuentros sin ver puerta, desde que sufrió ante el Levante el codazo de David Navarro que le partió la ceja. Ante Athletic Club, Manchester City y Real Betis lo ha intentado sin parar pero no ha estado acertado. El Real Madrid no ha marcado esta temporada en Sevilla. Son, de momento, sus dos únicos partidos de la temporada que no lo ha hecho y lo ha pagado. Dos derrotas con el mismo resultado (1-0).
  • Bajas importantes: no le está acompañando la suerte esta temporada al Real Madrid con las lesiones. Sufrió especialmente en defensa, al coincidir los percances de sus dos laterales izquierdos natos: Marcelo y Fabio Coentrao, más el de Álvaro Arbeloa. Provocó muchos cambios, la improvisación de Michael Essien en la banda izquierda y el regreso de Sergio Ramos a la derecha. Perdió seguridad. El equipo añora el factor ofensivo sorpresa que aporta Marcelo siempre que juega.
  • Poca mejoría con los fichajes: la llegada de Essien y Luka Modric no ha mejorado ostensiblemente lo que ya había en la plantilla madridista. Pese a que los dos futbolistas se han adaptado con rapidez y son habituales en el once de José Mourinho, no están decidiendo. Ante el Real Betis Mourinho volvió a sentar en el banquillo a Mesut Özil en el tiempo de descanso. Modric no aportó más en el segundo acto.
  • Casillas en el punto de mira: pese a que tras doce jornadas ha encajado el mismo número de goles en Liga que hace un año, diez tantos, Iker Casillas está más expuesto a la crítica. Ha sido nombrado cuatro años seguidos mejor portero del mundo pero comienza a filtrarse la petición de Mourinho de un portero que aumente la presión sobre el capitán.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento