Sergio Ramos y Pilar Rubio
Sergio Ramos y Pilar Rubio, con su hijo Alejandro en el Bernabéu. GTRES

Sergio Ramos ha sido uno de los grandes ausentes del Real Madrid en el partido que ha supuesto su eliminación de Champions contra el Ajax de Ámsterdam. El capitán blanco vio el encuentro en el palco, después de forzar la amarilla en el partido de ida contra los neerlandeses, pero no estuvo desocupado.

El defensa sevillano vio el partido acompañado de su familia y amigos, pero también de unos cuántos cámaras y técnicos de televisión. En un palco 'tuneado' con el 'SR4' que le identifica, los encargados de grabar su documental para Amazon capturaron cómo vivió uno de los hombres que más sienten el madridismo la derrota blanca en la Champions League.

No fueron pocos los que le criticaron por esta actitud. Ramos fue objeto de las iras de muchos madridistas, tanto fuera como dentro del estadio, y muchos le achacaron su falta de criterio a la hora de elegir el partido o incluso le acusaron de tener una doble intención a la hora de forzar esa polémica amarilla que le costó dos partidos de sus sanción: el de este encuentro y el que tendrá que cumplir en el primer partido de la fase de grupos de la 2019/20.