Raikkonen.
Una imagen de Kimi Raikkonen. AGENCIAS
El campeón del mundo de Fórmula 1, Kimi Raikkonen, aseguró que no piensa rendirse y advirtió de que luchará "hasta el final" por revalidar su título, pese a que su abandono en el Gran Premio de Bélgica ha reducido al mínimo sus posibilidades.

"Todavía quedan cinco carreras. Obviamente mi posición no es la ideal, pero eso no quiere decir que vaya a rendirme. Voy a luchar hasta el último momento", declaró el finlandés.

El accidente que sufrió Raikkonen bajo la lluvia de Spa a dos vueltas de la meta le desplazó al cuarto puesto en la clasificación de pilotos y aumentó a 19 puntos su desventaja respecto al líder, el británico Lewis Hamilton.

Monza puede ser la última oportunidad para Kimi Raikkonen
El finlandés de Ferrari quiso resaltar lo positivo de un fin de semana nefasto para él, que le dejó con la miel en los labios después de protagonizar un inicio de carrera espectacular. "Obviamente no logré el resultado que buscaba en Spa, pero fue genial recuperar el auténtico ritmo de carrera. Por fin he conseguido la sensación que yo quería del coche", señaló.

El GP de Italia que se celebrará el próximo domingo podría ser su última oportunidad para recortar la ventaja de Hamilton y de su compañero de escudería, Felipe Massa: "Monza es la verdadera meca de los tifosi y también habrá un montón de banderas finlandesas. Es el circuito donde realmente vamos muy, muy rápido. Es genial ir allí con un coche en el que todo funciona como debe", aseguró.

"Haré todo lo posible por ganar, por el equipo y por los fans. Al menos, no tengo nada que perder, así que iré a todo gas", concluyó.