Rafa Benítez
El técnico madrileño Rafa Benítez da instrucciones en un partido del Newcastle United. GTRES

La salida de Rafa Benítez del Real Madrid en enero de 2016 dejó tocada la reputación del técnico madrileño. No conseguir los resultados esperados con, como se ha demostrado a posteriori, la plantilla más poderosa del fútbol europeo, fue una oportunidad desaprovechada para haberle puesto la guinda a una carrera brillante.

Sin embargo se marchó por la puerta de atrás del club de su corazón, y se vio obligado a dar un paso atrás, cuando en marzo de 2016 decidió aceptar la oferta de un Newcastle que estaba peleando por no descender a la segunda división inglesa. El impacto de su fichaje fue positivo, pero insuficiente para que el mítico club se mantuviera en la Premier League. A pesar de ello, la afición le pidió de forma masiva que se quedase.

El Newacstle sólo estuvo un año en segunda, y evidentemente el objetivo tras el regreso a la máxima categoría era mantenerse. No ha sido un año fácil para Benítez en cuanto a la relación con Mike Ashley, el presidente, que ha buscado deshacerse del club y que no realizó la inversión prometida en materia de fichajes, lo que provocó un distanciamiento entre ambos.

Benítez ha conseguido potenciar a su plantilla

Eso no ha resultado un problema para el técnico madrileño, que sobre todo en la parte decisiva de la temporada ha conseguido una gran racha de resultados. Frente al Arsenal logró su cuarta victoria consecutiva en la Premier League, que deja a las urracas en la décima posición, a 13 puntos de los puestos de descenso cuando quedan 15 por disputarse, lo que le da de forma virtual la salvación. Un éxito sin discusión.