Mikel Vesga y David Costas
Mikel Vesga, del Leganés, y David Costas, del Celta. EFE

El Celta no pudo derribar el muro del Leganés, que arrancó un punto en un partido que acabó 0-0 pero dejó ocasiones de gol en las dos porterías.

La visitante fue la más asediada, especialmente en la segunda parte. Primero la cruceta, que repelió un soberbio cabezazo de Maxi Gómez, y luego el meta Cuéllar, con una soberbia parada, frustraron a los celestes.

El Leganés, cada vez más atrás a medida que avanzaba el partido, resistió hasta el final y suma ya seis partidos sin perder. El Celta tendrá que esperar al menos una jornada más para tratar de nuevo de asaltar los puestos europeos.