Messi
Leo Messi dispara en el partido entre el Barcelona y el Celta. EFE

El Barcelona ha vencido con solvencia a un tímido Celta de Vigo (2-0), y se mantiene en lo más alto de la tabla clasificatoria de la Liga española, con tres puntos de ventaja sobre el Atlético de Madrid, segundo clasificado.

Ernesto Valverde apostó por el 4-3-3 habitual en las últimas semanas, de nuevo con Ousmane Dembélé y Arturo Vidal como titulares, y con Arthur Melo y Phillipe Coutinho en el banco de suplentes.

Precisamente el extremo francés logró abrir el marcador en el minuto 10, después de una buena jugada colectiva que acabó con la pelota suelta dentro del área, que el ex del Borussia Dortmund aprovechó para sacar un potente remate que se coló por debajo de Rubén Blanco.

El Barcelona siguió dominando el encuentro, aunque sin generar ocasiones excesivamente claras, hasta que una gran transición al ataque acabó en el 2-0 en el minuto 45, justo antes del descanso. Jordi Alba encontró a Leo Messi en el carril central, y este definió con maestría para hacer el segundo.

En la segunda parte y con el Celta roto –incluso los de Cardoso perdieron a Iago Aspas por un problema muscular-, el Barcelona tuvo varias ocasiones para ampliar el marcador, aunque Luis Suárez primero y Leo Messi después, no definieron bien y al final la victoria fue más corta de lo que podría haber sido.