La patinadora Tursynbaeva
La subcampeona del mundo ha entrado en la historia en Saitama 2019. EFE

No es muy habitual que una subcampeona acapare el protagonismo más que la campeona. No obstante, esta curiosa situación se ha dado en el Campeonato del Mundo de patinaje artístico sobre hielo de Saitama, donde la kazaja Elizabet Tursynbaeva se ha hecho un hueco en la historia de su deporte.

Tursynbaeva se quedó a 12 puntos del oro, pero se convirtió en la primera patinadora en ejecutar correctamente un cuádruple salchow en una competición internacional.

Con este espectacular movimiento, la patinadora de 19 años quita protagonismo a la campeona, la rusa Alina Zagitova, cuyos logros con solo 16 años también son asombrosos para una deportista de esa edad.

La jovencísima Zagitova, campeona olímpica y europea, ha revolucionado el patinaje mundial y ha ampliado su palmarés con el oro de Saitama, sellando la triple corona (Juegos, Mundial y Europeo) sin haber llegado a la mayoría de edad.

 Zagitova se impuso a Tursynbaeva y la rusa Evgenia Medvedeva. Fue la mejor en el programa corto y reafirmó su dominio en el libre para sumar 237,50 puntos.