El nuevo entrenador del Valencia, Cesare Prandelli, señaló durante su presentación oficial que tras dos años sin dirigir a un equipo y a pesar de tener otras ofertas, se decidió por aceptar la del club valenciano porque considera que tiene un proyecto "fascinante".

Afirmó que así lo decidió tras hablar con el director deportivo del Valencia, Suso García Pitarch, para vincularse al club español, con el que se ha comprometido hasta el 30 de junio de 2018.

Tras presenciar el partido que su nuevo equipo perdió el domingo frente al Atlético de Madrid por 0-2, Prandelli comentó que es optimista porque hay una base técnica interesante y se trata de un equipo con margen de mejora y una buena mentalidad, por lo que su competencia es encontrar un equilibrio que puede que ahora falte.

Cuando se le indicó si considera que a su equipo le falta un goleador nato y si será necesario reforzar la plantilla en el mercado invernal, Prandelli se mostró partidario de evaluar primero lo que tiene y de trabajar con los futbolistas de los que dispone.

No podemos fantasear, la realidad es esta"No podemos fantasear, la realidad es esta. Como entrenador debo de hacer que los jugadores de los que dispongo mejoren y para mí son los más fuertes de la Liga. En este momento no pienso en el mercado", dijo.

"Mi idea de juego es la de dar a todos los futbolistas una mentalidad de equipo. Trabajar cada día, con la idea de hacer un equipo que tenga una mentalidad vencedora, que todos se sientan como parte de un proyecto que crece", apuntó.

"Mi estilo es de un fútbol colectivo. Me gusta tener la pelota, pero es imposible tenerla siempre. Mi idea de juego es hacer un equipo compacto con una, dos o tres ideas precisas para desarrollar", prosiguió.