En Rieti (Italia). Tras protagonizar un sonoro fracaso en los Mundiales de Osaka, donde perdió la final del hectómetro ante Tyson Gay y Atkins, el atleta jamaicano Asafa Powell se redimió ayer en la reunión de Rieti batiendo el récord mundial de 100 metros lisos (que él tenía en 9.77), dejándolo en 9.74. «Es lo que sucede cuando hago caso a mi entrenador», dijo Powell, que realizó la marca con un viento a favor de 1,7 m/s.