Isco
Isco, en un entrenamiento del Real Madrid. EFE

El mercado de fichajes de verano sigue emocionante con los grandes movimientos que aún se esperan. Uno de los culebrones del año está siendo, una vez más, Neymar. El jugador parece tener los días contados en el PSG y, además del recurrente interés del Real Madrid, se baraja su regreso al Barcelona.

La salida de Neymar del equipo parisino puede provocar un efecto dominó en el fútbol europeo. Según la 'Gazzetta dello Sport', el adiós del brasileño y el dinero que el PSG ingresará por él, les servirá para ir a por Donnarumma, portero del Milan.

El club de la capital francesa lleva detrás del meta italiano mucho tiempo y el Milan no le dejará escapar fácilmente.

Es por eso que se espera que la operación ascienda a muchos millones de euros, momento en el que entran en juego Isco y James. El Milan quiere reforzar su medular con un jugador de ataque y tiene la vista fijada en los dos madridistas.

James no cuenta para Zinedine Zidane, por lo que sería más fácil acometer su fichaje. Isco, por su parte, vería con buenos ojos la salida siempre que se trate de una buena oferta, según el periódico italiano.

El mayor handicap para el Milan es que este año no va a disputar ninguna competición europea, por lo que parece difícil que logre llevarse a grandes estrellas.