Mariano Pernía, jugador del Atlético de Madrid, protagonista junto a Gerrard del inexistente penalti que dio lugar al empate del Liverpool, dijo que el juez de línea le pidió perdón y que estuvo a punto de dar marcha a tras en su decisión.

Preguntado por la situación, Pernía señaló: "A veces se sufre demasiado por culpa de otras personas. En este caso, el juez de línea me pidió perdón después de pitar el penalti"

A la pregunta concreta sobre qué es lo que le dijo el juez de línea, el lateral, señaló: "Me dijo sorry, sorry", lo que el jugador interpretó como una disculpa.

"Nos cierran el Calderón, nos sancionan al entrenador. Nos pitan un penalti injusto en minuto 94. Pero nosotros vamos a luchar para pasar de fase. No vamos a bajar los brazos", añadió Pernía.

"Estamos muy dolidos porque fue un empate prácticamente en el minuto 94. Fue una falta inexistente, Gerrard se tiró encima mía. Qué voy a añadir a lo que ya se ha visto. Más claro imposible", se lamentó este jugador.