Tras controlar durante casi todo el partido, y cuando el Getafe sólo tenía que mantener el gol de Sousa, Abbondanzieri, descolocado por un malentendido, permitió al pillo D’Alessandro, en un lanzamiento de falta (min 80), marcar en una portería vacía.