Laso
El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso. EFE

El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, ha sido designado como el Mejor Entrenador de la Fase Regular de la Liga Endesa 2013-14, premio que designa la Asociación Española de Entrenadores (AEEB) en base a criterios estadísticos reconoce la labor del conjunto blanco, primer clasificado de la Liga Regular y con numerosos récords a lo largo de la campaña. El conjunto blanco ha asegurado el liderato matemáticamente tras la Jornada 33, al acumular un balance de 31-2. Si consigue el triunfo en la Jornada 34 contra el Unicaja, el Real Madrid establecería el mejor balance de victorias y derrotas de la historia de la liga regular con el actual formato (desde 1996-97).

Hemos intentado siempre respetar mucho a los rivales, jugar con mucho deseo y con la misma ambición

El técnico vitoriano, que fue designado como mejor técnico de la competición en los meses de octubre, diciembre y febrero, recibe este premio por segunda vez en su carrera, repitiendo el reconocimiento del año pasado. "Es un premio que dura más de una temporada, son dos temporadas consecutivas, lo cual habla muy bien del equipo. Esta temporada ha sido incluso más dura, con la competición europea por medio, más problemas de lesiones y, sobre todo, con la gran temporada que ha hecho el Valencia Basket, que nos ha obligado hasta la penúltima jornada", recordó Laso en declaraciones facilitadas por la ACB.

El vitoriano alabó la "temporada fantástica" realizada por su equipo, en la que "el grupo ha tenido que estar siempre muy concentrado durante la temporada y rayando siempre a muy alto nivel y consiguiendo muchísimas victorias, compatibilizándolo con la competición continental".

"El número de victorias, el porcentaje de victorias, el récord de victorias consecutivas... Si llevas este porcentaje a una temporada NBA, sería casi histórico. La temporada, con tantos partidos, con tantos viajes, el poder mantener ese nivel de esfuerzo, de concentración cada día, de respeto por los rivales, habla muy bien de mis jugadores. No hemos dejado pasar ningún partido. Hemos intentado siempre respetar mucho a los rivales, jugar con mucho deseo y con la misma ambición", analizó.