Noriko, el talismán de Carlos Sainz en McLaren

Noriko Takahashi, fan japonesa de Carlos Sainz, en la puerta del garaje de McLaren durante los test de pretemporada de Fórmula 1.
Noriko Takahashi, fan japonesa de Carlos Sainz, en la puerta del garaje de McLaren durante los test de pretemporada de Fórmula 1.
David Sánchez de Castro / Sportyou

No forma parte de ningún equipo de Fórmula 1, pero Noriko Takahashi es una habitante más del paddock. Lo es durante la temporada y lo ha sido durante la pretemporada. La pasión por las cuatro ruedas de esta mujer, cuya edad no quiere confesar ("cerca de 40 años, pero no te digo cuántos, que estoy muy joven aún"), tiene un nombre propio sobre el resto: Carlos Sainz.

Todo empezó en el GP de Macao de 2010. Ella y una amiga viajaron a la ciudad estado para ver la carrera más especial de la F3, y desde entonces se fijó en 'Chili'. Le ha seguido en Toro Rosso, en Renault y ahora, por supuesto, en McLaren.

Para muchos, Noriko no es una desconocida. Su historia se hizo muy popular durante el pasado GP de España, cuando unos desalmados le robaron la pancarta que tenía de apoyo a su ídolo. "Aquello ya es cosa del pasado. La pancarta no ha aparecido, pero yo estoy feliz por cómo me ayudó mucha gente. Hay malos en todas partes, pero también buenos", nos relataba, arrebujada en un abrigo de plumas para protegerse del frío en la puerta del motorhome de McLaren.

Noriko vive en Osaka y trabaja como administrativa, pero su calendario está repleto de puntos rojos en los fines de semana. "Para algunos Grandes Premios no necesito coger vacaciones, como China o Singapur. El viernes después del trabajo, vuelo a Shanghai, veo la clasificación y la carrera y me vuelvo para trabajar el lunes. Pero en otros sí tengo que coger vacaciones", explica. Para Noriko, su principal pasión es ir a ver cuantos más Grandes Premios, mejor.

Los regalos a Carlos y a 'Carlos papa'

La aparición de Noriko el primer día de los test en Montmeló no pilló a nadie por sorpresa. Tampoco a Carlos Sainz padre, que acompañó a su hijo en los test como hace siempre. Esta japonesa, risueña y algo vergonzosa pese a que no era la primera vez, no dudó en saludar a "Carlos papa", como llama cariñosamente al 'Matador', para darle un regalo muy especial: un paquete de chocolatinas. Aunque esa no era su idea original.

"Yo tengo la idea de que a muchos europeos les gusta el chocolate. Pero antes de esto, les di a Carlos y a 'Carlos papa' unas cervezas, pero me dijeron que ellos no toman mucha. Quizá es porque son pilotos, así que prefieren los dulces. Así que cambié el regalo por chocolate. Cuando se lo di, Carlos me dijo: '¿me quieres ver gordo?' (risas) ¡La próxima vez tendré que cambiar!", cuenta, divertida. "No sé, igual tengo que regalarle galletitas de vainilla... ¡o té inglés! Seguro que le gusta el té, que ahora vive en Inglaterra...", piensa en voz alta, casi pidiendo consejo a este periodista.

Noriko es fan de Carlos, pero no es de las que se cambien de chaqueta. Ahora que Toro Rosso y Red Bull llevan motores Honda, un orgullo de su Japón natal, le hubiera gustado verle con alguno de esos equipos. "No estoy segura de que vaya a ser bueno el cambio a McLaren. ¡Ojalá pudiera volver a Toro Rosso! (risas) Entiendo que la fiabilidad de Honda es dudosa y que el motor Renault es mejor, pero el año pasado Renault y Toro Rosso fueron igual... Ahora mismo McLaren no está tan bien. Incluso Fernando (Alonso) estuvo pilotando atrás. ¡Estoy muy preocupada por cómo lo van a hacer! Yo cruzo los dedos", explica, mientras hace el gesto sonriente.

A la mañana siguiente de esta conversación fue cuando Sainz y McLaren tuvieron problemas con la caja de cambios. Pese al frío del paddock, ahí estaba desde primera hora Noriko, esperando a su idolatrado piloto. Carlos la vio y, aunque venía a la carrera, no dudó en saludarla. Pocos deportistas pueden presumir de tener fans tan fieles como esta mujer que, seguro, animará como la que más a Sainz pase lo que pase en su primera temporada en McLaren.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento