Rafa Nadal
Rafa Nadal golpea una pelota. (EFE) EFE

Rafa Nadal, el mejor tenista del mundo en 2008, no se ha mordido a la lengua de expresar uno de sus principales deseos de cara al nuevo año. 

El tenista balear, según informa la edición digital de Marca, no olvida la polémica que ha rodeado últimamente al tenis español y a su presidente, Pedro Muñoz.

Muñoz prometió en julio del año pasado que se marcharía, pero parece que lanza mensajes donde insinúa que podría presentarse nuevamente a las elecciones. 

Nadal, llegado este punto, no duda en afirmar que "me encantaría que Muñoz cumpla su palabra y se vaya. Es lo único que quiero porque no vale la pena hablar más".