Rafa Nadal
Rafa Nadal, en una foto de archivo. REUTERS

El tenista español Rafa Nadal afronta la defensa de su título en el US Open, cuarto y último 'grande' de la temporada, inmerso en las dudas sobre su estado físico y el de sus principales rivales, el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer, por lo que se amplía la nómina de candidatos al triunfo final en Flushing Meadows.

El otro gran protagonista del torneo está siendo el huracán 'Irene'. Ha conseguido que no se abran ninguna de las instalaciones del National Tennis Center en el distrito de Queens y por el cual no está prevista ninguna actividad hasta el lunes en Flushing Meadows. Roger Federer se mostró preocupado con ello. "No se sabe muy bien cómo de duro va a golpear", comentó.

Me siento muy bien. Estoy aquí y haré todo lo posible por ganar

El gran favorito y actual campeón del torneo estadounidense Rafael Nadal, arrancará el torneo frente al kazajo Andrey Golubev. Existe cierta preocupación en torno a las ampollas de la mano derecha sufridas durante una comida en Cincinnati, aunque el propio jugador ha manifestado la mejoría de estas.

"Me siento muy bien. Estoy aquí y haré todo lo posible por ganar. El año pasado fue un año muy bueno y emocionante para mí. El año pasado jugué uno de mis mejores partidos en la final y felizmente gané", afirmó Nadal.

El manacorí llega al escenario más complejo para su juego en un momento de forma y anímico radicalmente opuesto al del año pasado, en el que doblegó a Djokovic en la final y entró en el selecto club del 'Grand Slam', en el que poco antes había ingresado Federer.

A pesar de haber conquistado su sexto entorchado en Roland Garros, igualando la marca del mítico Bjorn Borg, y firmando un histórico séptimo triunfo en Montecarlo, la temporada está siendo muy complicada para el balear.

De hecho, ha caído en las cinco finales que ha disputado contra 'Nole' --Indian Wells, Miami, Madrid, Roma y Wimbledon-- y aunque la victoria en París le permitió enjugar sus penas, la derrota en la final de Wimbledon le costó el número uno del mundo.

Tras unas merecidas vacaciones, retornó al circuito con una sorprendente derrota en su debut ante Ivan Dodig en Montreal, la primera en esa ronda desde Roma 2008, y no pudo pasar de los cuartos en Cincinnati --cayó ante Mardy Fish--.

Djokovic, a olvidar la decepción de 2010

Aunque Djokovic, que ha confesado que su derrota el pasado año en la 'Gran Manzana' ha sido el punto de inflexión de su carrera, está firmando un año increíble, será una incógnita tras retirarse de la final de Cincinnati por una lesión en el hombro.

En cuanto al resto de favoritos cabe destacar al argentino Juan Martín del Potro

El flamante número uno del mundo atesora nueve títulos este año, entre los que destacan el Abierto de Australia y Wimbledon, con un balance de 57-2, habiendo sido derrotado sólo por Federer en las 'semis' de Roland Garros, ya que ante Murray el pasado domingo no acabó el partido.

Mientras que Federer, campeón en cinco ocasiones en el torneo neoyorquino, tendrá que pasar quizás por el estadounidense Mardy Fish, que obtuvo una victoria sobre Nadal en Cincinnati. Roger Federer intentará repetir en un hipotético partido frente a Djokovic, el juego que le permitió obtener la victoria en Roland Garros sobre el serbio y así conseguir su décimo séptimo grande.

Por su parte, el escocés Andy Murray tendrá la oportunidad de conseguir su primer 'grande' y terminar con la sequía británica, que dura desde 1936. El de Dunblane ya ha disputado tres finales de 'Grand Slam', Estados Unidos 2008, y Australia 2010 y 2011, cayendo las dos primeras ante Federer y la última contra Djokovic.

En cuanto al resto de favoritos cabe destacar al argentino Juan Martín del Potro, campeón en 2009 y que se perdió la pasada edición por la lesión que le tuvo fuera de las canchas casi todo el curso. Además, David Ferrer, número cinco del mundo, querrá dar la sorpresa en un torneo donde ya fue semifinalista en 2007.