Murray desbancó a 'Nole' en París, donde el escocés terminó convirtiendo una estelar remontada de puntos con su cuarto título consecutivo. El campeón de Wimbledon y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro alcanzó por primera vez en su carrera el número uno, después de una década a la sombra del 'Big Three'.

El tenista británico logró que se hablara de un 'Big Four' y trabajó para ser el mejor hasta logralo. Ahora es Murray quien parece llegar para quedarse en un reinado oficial desde el siete de noviembre, pero en la Copa de Maestros Djokovic es el rival a batir. El de Belgrado aspira a un histórico quinto título consecutivo e igualar los seis que tiene Federer.

La rivalidad entre ambos centra una cita que no tendrá al suizo, pendiente de su rodilla, ni a un Nadal que optó por recortar el final de su temporada para rehabilitar su muñeca. La racha de 19 victorias seguidas de un Murray que disfruta de su mejor temporada (8 títulos) choca con los números de 'Nole' en la capital inglesa, donde el escocés no sabe ni lo que es jugar la final.

A las orillas del Támesis, Djokovic puede volver a ser el número uno y cerrar en lo alto un año que parece se le ha hecho largo. Las cuentas y opciones son variadas, pero el de Belgrado depende de sí mismo en un torneo en el que cada victoria suma puntos. Además, 'Nole' cuenta con un Grupo Ivan Lendl más asequible, donde se medirá con Dominic Thiem, Milos Raonic y Gael Monfils. Ninguno de ellos ha ganado nunca al serbio.

Por su parte, en el Grupo John McEnroe Murray, que debutará el lunes, se verá las caras con Marin Cilic, Kei Nishikori y Stan Wawrinka. El último desafío para un Murray que no ha dejado de tumbar muros en los últimos meses y que sin duda quiere llegar hasta el final defendiendo el recién estrenado reinado.