Kolarov
Kolarov, jugador de Serbia, marca de falta el 0-1 ante Costa Rica. EFE

Aleksandar Kolarov lució su mejor arma en el estreno de Serbia en el Mundial de Rusia 2018. El futbolista de la Roma dio la victoria a su selección ante Costa Rica (1-0) con un libre directo soberbio, fiel reflejo de sus grandes condiciones para el golpeo con la pierna izquierda.

A sus 32 años, y pese a jugar como defensa -como carrilero e incluso como exterior en ocasiones para aprovechar su pegada y verticalidad-, puede presumir de haber marcado al menos un gol en todas sus temporadas como profesional. Muchos de ellos, como el de hoy, sacando partido a su fuerza y su mira telescópica.

Keylor Navas no pudo hacer nada por detener su lanzamiento con efecto, que entró pegado al palo y cerca de la escuadra. Pocos minutos antes, el portero del Real Madrid había salvado un mano a mano ante Mitrovic, que había recibido a espaldas de la defensa con todo a favor. Serbia dominaba desde el inicio, aunque sin claridad ni demasiadas ideas. En ese contexto, el gol de Kolarov liberó a su equipo en el minuto 56.

De regreso a Italia

En 2007, Kolarov salió de Serbia para jugar en la Lazio durante tres temporadas. En 2010 su nombre sonó para el Real Madrid, aunque finalmente se lo llevó el Manchester City, que ya en aquella época coleccionaba cromos caros, y aún sin aparente plan deportivo.

No fue del agrado de Pep Guardiola, que sólo le tuvo una temporada a sus órdenes y pidió el fichaje del francés Mendy. Kolarov volvió a la capital italiana pero para fichar esta vez por la Roma de Monchi, con la que esta temporada ha alcanzado las semifinales de la Champions League.