Pablo Ramírez
Pablo Ramírez, skater de la GX1000 de San Francisco. Instagram @GX1000

El mundo del skate está de luto. El neoyorquino Pablo Ramírez, miembro de la crew GX1000 de San Francisco y considerado uno de los 'skaters' más prestigiosos del mundo, ha muerto después de ser arrollado por un camión de la basura mientras hacía una bajada en las conocidas y características laderas de las calles de la ciudad californiana.

Según el 'San Francisco Chronicle', Ramírez estaba intentando demostrar una vez más que era capaz de bajar a toda velocidad por el 'downhill' de la ciudad donde se convirtió en una leyenda. Era precisamente cuando estaba probando una vez más en esta especialidad, donde brillaba de manera notable, cuando un camión de la basura le atropelló.

El accidente se produjo en la calle Séptima, en el distrito sur del mercado de la ciudad. Los testigos aseguran que el camión arrastró durante unos metros a Ramírez antes de detenerse. A sus 26 años, Pablo Ramírez formaba parte de la GX-1000, considerada la banda de skaters "más intrépida del mundo", según les describió GQ, por el riesgo que tomaban en las durísimas y peligrosísimas bajadas en diversas ciudades estadounidenses.

"Pablo irá directamente a un semáforo en rojo y ni siquiera lo verá del todo. Depende del conductor detenerse; si no, eso es todo. De alguna manera, siempre lo ha logrado. Es casi mágico", decía el patinador y cineasta Ryan Garshel a GQ para describir el estilo de Ramírez.

El suceso se produjo horas después de que Ramírez y otros compañeros estuvieran apoyando en el juicio a otro skater, Jesse Vieira, que estaba acusado de asalto con arma mortal y ataque a un guarda de seguridad al que dejó con un traumatismo craneal.