Una moto pensada para los más pequeños

La firma catalana Xispa se ha especializado en fabricar vehículos para el público más pequeño.
.
.
Foto
Este modelo podría ser el primer contacto de los niños entre 3 y 6 años con el mundo de las dos ruedas motorizadas, gracias a sus sistemas de seguridad y de aprendizaje.

Lleva ruedas laterales para darle más estabilidad y controlar la conducción.  El safeboy es un sistema de desconexión del motor en caso de caída, similar al de hombre al agua en las embarcaciones acuáticas. El puño de gas dispone de tres posiciones para su regulación de menos a más obertura, con un tope para evitar acelerar más de lo que consideren los padres.

La cadena va completamente protegida para evitar accidentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento