La clave estará en la primera curva

El piloto asturiano debe controlar la carrera de principio a fin para imponerse a sus rivales, como hizo en los entrenamientos oficiales. (Archivo)
El piloto asturiano debe controlar la carrera de principio a fin para imponerse a sus rivales, como hizo en los entrenamientos oficiales. (Archivo)
EFE

Todo está preparado en Monza para un nuevo Gran Premio de Fórmula 1.

Alonso, después de pasar una de las semanas más complicadas de su vida , con motivo de toda la trama de espionaje de McLaren a Ferrari y su posible chivatazo a la FIA como colaborador en la investigación, está en disposición de lograr una nueva victoria que le sitúe por delante de Hamilton en la clasificación mundial de pilotos.

El asturiano se mostró firme y contundente en los entrenamientos oficiales del pasado sábado, al marcar el mejor tiempo en las tres mangas, siendo sólo Hamilton el único piloto en secundarle. Los Ferrari, por contra, partirán desde la segunda línea en la parrilla.

Una de las claves para que Alonso logre mantener la posición y pueda tomar ventaja frente a sus rivales será el paso por la primera curva del circuito. El Gran Premio de Monza alberga, quizá, la curva más complicada de todo el Mundial, después de una recta de meta de más de 400 metros. Esta será una buena zona para comprobar si Massa es capaz de superar al británico Hamilton o de si Raikkonen es capaz de volver a los puestos de arriba, después de una sustancial mejora en su rendimiento.

Y todo ello, envuelto en un ambiete enrarecido, después de conocer la implicación directa de De la Rosa y de Alonso en el intercambio de información sobre los reglajes de Ferrari, es decir, de información confidencial.

A pesar de todo, el bicampeón del mundo ha decidido dejar de hablar sobre toda la polémica y ha preferido ejercer su dominio sobre el asfalto de Monza.

Habrá que ver si supera esa primera curva y puede volver a sonreír, al menos, durante un tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento