Eneko Pou
Eneko Pou, en una de las subidas que realizaron recientemente por una pared en Italia. Red Bull Content Pool

Los hermanos Pou, Iker y Eneko, son dos de los mejores escaladores de montaña españoles, con amplia experiencia a sus espaldas en subir las paredes más duras del mundo. Por eso, son conscientes de los peligros que hay y de la importancia de la solidaridad en caso de fatal accidente.

Es lo que ocurrió esta semana en Perú. Ambos se unieron al dispositivo de rescate de dos montañeros argentinos que murieron cuando escalaban el nevado Caraz (6.025 metros) en Perú, en la cordillera de Los Andes.

Los vitorianos informaron a través de las redes sociales que tras culminar una pared virgen de 700 metros junto al murciano Manu Ponce en el Cerro Tornillo, conocieron la fatal noticia de la desaparición de Ian Schwer, de 30 años, y Juampi Cano, de 23, dos alpinistas con los que habían compartido techo los días previos.

Más de 40 personas participaron en el rescate, producido en plenas jornadas en la que los Pou se han tomado como un reto personal abrir nuevas vías en la zona. Días antes de participar en el rescate habían subido por la cara norte del Cerro Tornillo, una montaña de 4.900 metros de altura, enclavada en la cara sureste de la Cordillera Blanca.

Después de la aproximación al pie de la pared, decidieron acometer la escalada en estilo alpino y con el material justo para intentar hacer la apertura de la vía en una sola jornada, un reto que lograron tras seis horas de subida ininterrumpida.